Los Pittsburgh Steelers apalearon a Carolina Panthers en el Sunday Night Football

Semana 3
Los Pittsburgh Steelers apalearon a Carolina Panthers en el Sunday Night Football 

En su segunda aparición de la temporada fuera de casa, los Acereros de Pittsburgh se impusieron con gran autoridad a su par de Carolina por un holgado 37 a 19 en el Sunday Night Football.
Los visitantes se enfrentaban a la sexta defensiva contra el acarreo, precisamente el único ítem en positivo con que contaba Pittsburgh.

La comisión de faltas en momentos clave, las fallas en el tacleo, la incapacidad de provocar turnovers y una ofensiva anodina y sin sorpresa explicaban el fracaso en Baltimore y fueron el comentario y el argumento de debate dentro de la Nación Steeler en redes sociales durante los días siguientes.
Con un récord de 1-1 y la sombra de comienzos de temporada tortuosos sobrevolando sus mentes, los Hombres de Acero debían demostrar que esta historia no iba a repetirse.

¿Pero dónde radicaron las diferencias entre este partido y los últimos 6 cuartos jugados?

Creo haber encontrado algunas explicaciones.

El dúo Bell – Blount  

¿Cuál ha sido, históricamente, la marca registrada de la ofensiva acerera?

  • El ataque terrestre. 

Pues bien: “sobró” ataque terrestre. Entre ambos corredores totalizaron la asombrosa marca de 264 yardas, que incluyeron dos corridas de 81 (de Le’Veon Bell) y 50 (de LeGarrette Blount) yardas.  El promedio por acarreo arroja la cifra de 7.8 yardas.

Pero si desagregamos las yardas recorridas en esas dos grandes jugadas veremos que Blount, aparte de anotar un touchdown, promedió las 7.5 yardas en cada intento.

Excelente.

Le’Veon Bell tiene la extraordinaria característica de contar con un asombroso desplazamiento lateral mientras busca el hueco por dónde filtrarse, para atacar la brecha. Es además, como ya he mencionado en otras oportunidades, un muy buen receptor de jugadas de pantalla o de escape en jugadas rotas.

  • Finalmente estos dúo de corredores demostró ser muy confiable a la hora de asegurar el balón y no soltarlo. 

Cuando el veloz y elusivo, Dri Archer esté de nuevo en condiciones físicas, los Steelers contarán con un equipo de tailbacks único.

El equipo de aire 

Coach Todd Haley encontró la forma (no significa que no haya otras) para disminuir la presión sobre Ben Roethlisberger a la vez que se mantiene sana a la línea ofensiva.

  • Apoyar el juego en el ataque terrestre y, además, lanzar el balón corto y rápido, en general hacia las bandas. 

El pase largo fue la excepción. El as en la manga. Hay también un equipo de receptores de excelencia con Antonio Brown como protagonista indiscutido (90 yardas y 2 TD contra Carolina). En palabras del propio QB: “Lanza el balón a AB y deja que él haga su magia”. Markus Wheaton, Justin Brown, el TE Heath Miller. Ah! Y a no olvidar: también está Lance Moore en el banco, recuperándose.
Juventud y experiencia a disposición.

  • El QB Ben Roethlisberger lanzó 30 pases, completó 22 para 196 yardas totales por aire. Nada de otro mundo pero lo importante puede no deslumbrar.

Sin embargo aportó una de las perlas a las que nos acostumbró:

Tercer cuarto. Con el marcador 9 a 3 a su favor, los Acereros recuperaron el balón gracias a un fumble provocado por Jarvis Jones (quien dejaría el juego tras esta jugada con una lesión en su muñeca). 4to y 4 y formación de gol de campo en la yarda 12 de los Panthers.

La defensiva regala 5 yardas y un nuevo primer y 10 gracias a invasión de zona neutral. Ahora Ben estaba en la 7 con 4 nuevos intentos. Recibió el centro en 2do down mientras la línea ofensiva comenzaba a colapsar.

Pump fake a la izquierda. Pump fake al centro mientras empezaba a correr a su derecha. Lanzó un pase flotado a la esquina final de la zona de anotación en donde solo la pirueta de Antonio Brown podía recibirla.

  • TD y oportunidad aprovechada.

Más adelante, en el 4to cuarto comandó una serie de 98 yardas que incluyó pases a Markus Wheaton, a Heath Miller, corrida de Blount de 50 yardas y acarreo de 9 yardas del N° 27 para TD con “siembra” de defensivo incluida (el N° 21, Decoud) que lo acreditó definitivamente como un verdadero RB Steeler.

El QB utilizó en su momento la ofensiva en serie sólo cuando lo necesitó y la verdad es que no fue necesario más que eso.

Fue capturado en una sola oportunidad en el 1er cuarto, se zambulló tras su línea ofensiva para completar un 4to y 1….

La línea ofensiva se mantuvo sana (hecho que remarco siempre, por experiencia), habilitó grandes acarreos y a medida que pasaba el juego se fue afianzando en la protección del pase.

En fin. Una ofensiva bien sólida.

Los juegos lo ganan las defensivas 

Y estaba claro que esta afirmación no incluía a la defensiva Steeler.

Había fallado en los 6 cuartos previos a este partido, en cuanto rubro se considerara. Como mencioné más arriba, fallaban en el tacle, en la defensa de las corridas por fuera de los tackles, lucía lenta, cometían infracciones porque llegaban a destiempo al atacante o al balón, no provocaban recuperación de la posesión.

  • Sin embargo, mucho de esto habría de cambiar. Para mejor (Claro: peor no se podía)

Creo que los hechos más importantes de este cambio fueron dos:

  • Por un lado presionaron efectivamente al Cam Newton con sólo 3 ó a lo sumo 4 jugadores lo cual dejaba mejor cubierto el espacio de los linebackers y la secundaria y 
  • No permitieron muchas yardas luego del primer contacto o luego de la atrapada (YAC)

El QB Cam Newton fue azotado severamente, tanto que tuvo que dejar el campo de juego, a decir del Coach Rivera,  para preservar su integridad física.

Desafortunadamente, no pudo remediarse el item infracciones que siguieron cometiéndose en mayor cantidad que lo esperado, sobretodo, alguna gresca en la que participó David DeCastro y otros contactos ilegales luego de terminadas las jugadas (las tres, perfectamente evitables y más provocadas por desconcentración que por necesidad)

Oportunidades aprovechadas  

Durante el juego comenté con KT que tuve la sensación de que este partido no se iba a escapar porque esta vez las grandes oportunidades las estaban generando los Steelers o las estaban cediendo los Panthers.

En cualquier caso los Acereros las estaban aprovechando para abultar el marcador.
Aprovechamiento integral del recurso, se le dice. Y el recurso eran los errores del adversario, producto de la presión de la defensiva y, en esta oportunidad, de los equipos especiales.

  • Allí estaban los Panthers disparándose a los pies.

Se obtuvo una victoria muy importante para el record pero también para el futuro y el espíritu  de este equipo, que es un equipo en formación. En pleno recambio de generación.

Como contrapartida se debe decir que esta victoria fue, sin dudas, muy costosa. Porque se lesionaron severamente 3 jugadores (Jarvis Jones, Ryan Shazier y Ike Taylor) por tiempo indefinido, hasta donde yo sé en este momento.

  • En el futuro inmediato está Tampa Bay en Heinz Field

En principio, un rival accesible.

Claro, siempre y cuando se juegue como se jugó en Carolina. Pero, uno nunca sabe…

El Dr. de Acero

Para leer mas sobre los Pittsburgh Steelers en español, clicen acá. 

Print Friendly, PDF & Email
Please lend a hand by sharing this on Facebook, Twitter, WhatsApp etc... Thanks.

Leave a Reply

Your email address will not be published.