Un temporal de 88 segundos para los Pittsburgh Steelers

Semana 7

En el Monday Night Football, por la 7° jornada de la temporada regular 2014 de la NFL, se encontraron en Heinz Field, dos equipos con marca de 3-3: los Houston Texans y los Pittsburgh Steelers.

Los primeros mostrando como carta de presentación el juego terrestre comandado por Arian Foster, con poco más de 128 yardas de promedio por partido que lo colocaban 9° en el ranking general de la NFL.

Los Acereros, en cambio, ranqueaban 4° en ese rubro, con una de sus apuestas fuertes: Le’Veon Bell.
Sin embargo, los Steelers habían mostrado una verdadera falta de regularidad, intercalando sucesivamente, semana tras semana, victorias con derrotas, aún contra equipos de menor categoría.

La decepción en la Nación Acerera era superlativa: Coach Bill Cowher expresó el sentir de los fans al denominar como “floja” a la defensiva de la escuadra que alguna vez dirigió.

  • Por cierto que nosotros solemos prestar atención a la  “música de ascensor”, sobre todo si los que la ejecutan son el dúo Cowher-Hines Ward.

Sin embargo, no creo que sus palabras hayan querido ofender a nadie sino más bien, mojar la oreja de un equipo que se mostraba falto de carácter y convicciones para que expusiera el corazón en la cancha.

Desafortunadamente, el inicio del partido mostró el peor perfil de los Steelers: los Texans llevaron adelante tres series ofensivas anotadoras (dos GdeC y un TD) acumulando 160 yardas totales mientras que las 3 series iniciales de los locales fueron punt, fumble perdido y punt.
La visita, que se caracterizaba por iniciar tibiamente los partidos, ganaba prematura pero merecidamente por 13 a 0 al promediar el 2do cuarto.

Es que restando 2:28 por jugar en la primera mitad, viene la jugada que tal vez cambió el curso del partido: Lawrence Timmons capturó al QB Ryan Fitzpatrick (la única captura del partido)  en la yarda 22 de Houston y la defensiva detuvo por primera vez a la ofensiva forzando un despeje.
3 y fuera.

El restante minuto y 46 segundos del 2do cuarto fue de lo más intenso e increíble que ví en todos los años que sigo a los Steelers.

  • Football total

Apoyados en una defensiva que dió un cambio tan sorprendente como inesperado, la ofensiva se sacudió el óxido, rompió el maleficio de la zona roja y comenzó a anotar puntos.

Muchos puntos:

21 puntos en 88 segundos.

La segunda mitad fue más equilibrada, mostrando unos Steelers más afianzados. A la ofensiva produjeron series importantes que incluyó una en la que, si bien terminó en punt, pudieron avanzar desde la yarda 1 hasta pasada la propia yarda 30. En otras dos  sumaron 6 puntos producto de dos goles de campo de Shaun Suisham (No se convalidó un TD de Antonio Brown por considerarse que el jugador pisó la línea blanca con la punta de sus pies. Fallo muy polémico).

Cerdos volando en el cielo de Heinz Field

Durante este MNF ocurrieron sucesos poco frecuentes en esta campaña de los Steelers.
Sin pretender ser irónico, la ofensiva atacó.

Aprovechó las oportunidades producidas por la defensiva. Todas y cada una de ellas. De los 3 turnovers se obtuvieron 17 puntos. Tan importante como los puntos anotados fue la capacidad que tuvieron para consumir el tiempo del reloj durante la segunda mitad, permitiendo controlar el juego y asegurar el resultado.

  • Asimismo la línea ofensiva controló, hasta cierto punto, la amenaza que representaba para Big Ben, el DE J. J. Watt, líder en capturas de los Tejanos.
  • Un ítem negativo para anotarle a esta escuadra fue el bajo porcentaje de conversión de terceros intentos. Apenas el 35%

Por el lado de la defensiva, esta provocó  3 cambios de posesión.

  • Este fue el hecho más significativo de la noche ya que ni detuvieron el ataque terrestre ni el aéreo. 

En efecto, permitieron 393 yardas totales, 132 por tierra y 261 por aire. Esto significa que los Texans acumularon más yardas que los Acereros, y que en realidad fue un partido de una paridad absoluta.

La secundaria sigue jugando de manera inconsistente porque permite que el adversario concrete jugadas grandes por aire de manera que si se tratara de equipos más competitivos (como lo son los próximos dos rivales por venir, los Colts y los Ravens) se comprometería seriamente el resultado.
Lawrence Timmons se va transformando en un estandarte de esta defensiva con sus 63 tackles combinados (45 en solo), líder de los Steelers y el 6° mejor de la liga.

Hay por delante dos rivales de fuste. Indianapolis y Baltimore, ambos con marcas de 5-2.
En el duelo contra los Colts, la historia favorece ampliamente a los Steelers (14-6 en temporada regular, 5-0 en postemporada y 9-2 cuando se disputa en Pittsburgh).

Pero la historia está en los libros. El presente de los Acereros es bastante más pobre que esa historia.
Pero los partidos no se pierden hasta que se pierden. Y la Nación Steeler confía. La confianza será lo último que perdamos.

El Dr de Acero

Para leer mas sobre los Pittsburgh Steelers en español, hagan clic acá.

Print Friendly, PDF & Email
Please lend a hand by sharing this on Facebook, Twitter, WhatsApp etc... Thanks.

Leave a Reply

Your email address will not be published.