Los Pittsburgh Steelers ingresaron a la postemporada en Heinz Field, superando a los Kansas City Chiefs

Semana 16

Desde hace varias semanas los equipos de la AFC norte, todos ellos contendientes a la postemporada, excepto Cleveland, están jugando playoffs anticipados.

Es que la división está tan apretada que los tres equipos restantes (Cincinnati, Pittsburgh y Baltimore) todavía tienen chances de pasar a enero.

Los Steelers tenían el doble reto de no solo vencer a sus rivales, sino también de batallar contra la inconsistencia de su propio juego.

  • Tienen un equipo muy talentoso pero inmaduro.

En efecto, la temporada regular ha sido para ellos un verdadero calvario a traves del cual solo fueron incapaces de vencer a rivales de menor categoría (tal el caso de Tampa Bay y New York Jets), sino tampoco de hilvanar series de partidos ganadores: intercalaron victorias y derrotas excepto a fines de octubre y noviembre, 3 juegos, y ahora en diciembre, también tres juegos.

El tiempo para los errores había expirado y si querían extender su temporada a enero, no debían dar ni tan siquiera un tropiezo.

En su camino estaba ahora Kansas City Chiefs, también con aspiraciones de postemporada.

Pittsburgh arrancó el juego con un mensaje muy claro

La visita trajo con sigo a la 7° defensa total de la liga (1° contra el juego aéreo) y su potente juego terrestre, 10° en el ranking general, sustentado en la figura del RB Jamaal Charles.

Todos suponíamos, creo yo, que el Coach Haley atacaría a los Chiefs en su costado más débil: el juego terrestre.

  • Pues no.

En la tercera jugada del partido, Ben Roethlisberger desafió a esa 1° defensiva aérea contra el pase lanzando a Martavis Bryant para 44 yardas.
El mensaje era: estamos en casa y vamos por todo

Y si de mensajes se trata, la defensiva acerera lanzó a los gritos también el suyo: en la primera serie ofensiva de Alex Smith, Cam Hayward (en 2 ocasiones, en una con la colaboración del enorme James Harrison) capturó al QB visitante permitiendo solo un gol de campo.

Desde el fondo los profundos de los Steelers dijeron lo suyo: Antowan Blake le robó de las manos a Dwyane Bowe un TD seguro en la zona de anotación (un desvío que tenía sabor a intercepción), al final de la segunda serie ofensiva de Kansas City

Big Ben distribuía el juego por aire, contra todos los pronósticos, aprovechando la presencia intimidante de Le’Veon Bell que abría la posibilidad de jugadas de play action. Con Markus Wheaton en un 3er y 7 y con Heath Miller atrapando en dos oportunidades dejaron el balón en la yarda 1 para que ingresara Bell a los empellones para anotar el primer TD de la tarde y pasar al frente por 10 a 6

Al finalizar el 2do cuarto, Mike Mitchell detuvo al RB De’Anthony Thomas en 3er y 4 dejándolo a pulgadas del primer intento en la yarda 15 de Pittsburgh. Con 27 segundos en el reloj, KC se jugó con Jamaal Charles a recorrer esa “insignificante” distancia…

Lawrence Timmons, Harrison y compañía, en pandilla, rebotaron al corredor no permitiendo nada.
Nada de nada. Turn over of downs y fin de la primera mitad.

  • La defensiva Aurinegra, ranqueada N° 21 de la liga estaba jugando como la Número 1.

La segunda mitad fue toda de los locales, como hacía tiempo que la Nación Steeler esperaba que fuera. Stephon Tuitt provocó un fumble que recuperó Vince Williams. El cambio de posesión fue convertido en 7 puntos gracias a una recepción de 3 yardas de Antonio Brown.

  • La presión sobre Smith en ese momento era agobiante y la defensiva Steeler, gigante.

La presión venía de Hayward, de Will Allen, otra captura (esta vez de Jason Worilds). Un tackle de A. Blake puso a Kansas City en un muy incómodo 3er y 16. Timmons detuvo a Kelce permitiendo sólo una ganancia de 2 yardas.

Era 4to y 14 en la 25 de los Chiefs.

4to cuarto.

Era virtualmente el fin del partido.

Pero los árbitros cobraron un ridículo “Taunting” a William Gay (por celebración impropia o antideportiva o vaya uno a saber qué) que puso en juego otra vez a la ofensiva de Smith quien podría solo dejar en posición de un nuevo gol de campo. 9 a 17 era el marcador entonces.

A partir de allí hubo una serie ofensiva más por bando que permitirían sendos goles de campo a cada equipo dejando el marcador final en 12 a 20.

Pero cuál era el panorama para los Steelers en los vestidores?

Pittsburgh enfrentaba

  • A la primera defensiva en la zona roja (ya sabemos cuáles y cuántos eran los avatares de los Steelers luchando en zona roja)
    A la primera escuadra de equipos especiales en devolución de patadas
    A Jamaal Charles que representaba a la 10° ofensiva terrestre de la liga.

Además

  • Debía detener o limitar al TE Travis Kelce que a falta de alas abiertas de categoría, soportaba toda la tarea del juego aéreo (los WR de Kansas City no anotaron ni un solo TD en toda la temporada)
    Debían presionar a Alex Smith para aligerar la presión sobre una secundaria inconsistente
    Tenía que dominar a la primera defensiva contra el pase

Y al final del día el balance fue:

  • Pittsburgh anotó 2 TD y 2 goles de campo en las cuatro incursiones a la zona roja. Por su parte KC en otras tantas incursiones al interior de la yarda 20, convirtió 3 goles de campo y fue detenido en 4to y 1 (Aprobado)
    Los equipos especiales mantuvieron por debajo del promedio en yardas devueltas de Kick off y redujeron a 9 el total de yardas en 2 devoluciones de despeje (Aprobado)
    Jamaal Charles: 9 acarreos, 29 yardas y 3.2 yds/acc. Nada más que agregar (Aprobado con honores)
    Kelce: 4 recepciones para 31 yardas. Ningún TD (Aprobado)
    Alex Smith fue capturado en 6 ocasiones (doblando el promedio de capturas sufridas en esta temporada) golpeado en otras 8 y corrido y acorralado otras tantas veces. Por su parte los Steelers triplicaron el promedio de capturas por partido en esta temporada. (Aprobado)
    Big Ben salió airoso del desafío que le imponía esta defensiva aérea. Si bien sus números no irán al libro de records, fue más que efectivo, puesto que completó 18 de 25 intentos de pase para 220 yardas, 1TD y 0 INT. En este partido la O-Line sólo admitió una captura, cuando la defensiva de KC promediaba 2,6 capturas por partido. (Aprobado).

Aquí me gustaría resaltar la tarea del Coach Mike Munchak.

Y es que esta Línea Ofensiva es otra. Por lo pronto se mantuvo relativamente sana y recordando temporadas anteriores, todos sabemos lo importante que es lograr continuidad en esta unidad.
Ha protegido y concedido mucho tiempo a Ben para lanzar y ha hecho que él se mantenga sano también. Además Le’Veon Bell no sería el segundo corredor de la NFL sin esta línea ofensiva.

  • Me animo a decir que Mike Munchak es el valuarte oculto de los Steelers 2014.

Se acerca el Season Finale 2014.
Estaremos en la postemporada luego de 2 años de ausencia.
Resta el último peldaño para asegurarse el título divisional.
Pero eso creo que no es lo más importante.
Lo principal es demostrar que se ha dado ese salto de calidad que se requiere para avanzar a febrero atravesando enero.

El Dr. de Acero

Print Friendly, PDF & Email
Please lend a hand by sharing this on Facebook, Twitter, WhatsApp etc... Thanks.

Leave a Reply

Your email address will not be published.