Steelers sufren dolorosa derrota contra Ravens en Heinz Field, dejó fuera por “Knock Out”

Wild Card week
La carrera de los Acereros de Pittsburgh  hacia el séptimo Super Bowl fue interrumpida por una inapelable derrota, en casa, frente a los Baltimore Ravens

Como en 2011, las aspiraciones de los Pittsburgh Steelers al Gran Juego, llegaron a su fin en el juego de Wild Card. Aquella vez los verdugos fueron los Denver Broncos. Ahora, sus archirrivales: los Baltimore Ravens.

Por la tarde, el dìa del juego, leí en @ESPNNFL que los cuatro panelistas de un programa daban como favoritos a los locales.

  • En ese momento tuve un mal presentimiento.

Y escribí en mi cuenta de twitter que el hecho de ser favorito me asustaba y que no estaba seguro de cómo influiría en la cabeza de los jugadores de los Steelers salir al campo con la presión extra de ser los predilectos de todos los analistas.

Por supuesto Coach Mike Tomlin haría todo lo posible para abstraer a sus jugadores de ese clima triunfalista para mantenerlos enfocados en el juego.

Pero el otro Entrenador en Jefe, John Harbaugh, intentaría todo lo contrario: imaginemos el vestidor de los Ravens, en Pittsburgh, en postemporada, con desventaja histórica frente a los Acereros en enero de 0-3 y dados por perdedores por todo el mundo…

No imagino un ambiente más motivador para esos jugadores que salieron al campo a arrollar literalmente a los Steelers.

  • Lo que sucedió después no era lo esperado pero realmente estaba dentro de las posibilidades.

A decir verdad esta historia comenzó a escribirse en la semana 11 en Nashville, Tennessee, con la decisión de la Organización Rooney de desafectar del equipo al RB LaGarrette Blount.
Revisemos el tipo de jugador que los Steelers despidieron.

En postemporada 2013 jugando para los New England Patriots:

  • 2 partidos jugados; 29 acarreos, 172 yardas (73 yds el acarreo más largo), 5.9 yds promedio por acarreo, 4 TD y 0 fumbles.

El segundo capítulo de esta previsible historia, continuó en la semana 17, en Heinz Field, al momento de lesionarse Le’Veon Bell.

El segundo mejor corredor de la liga quedó fuera del primer partido de postemporada y no había reemplazo del nivel requerido, de su medida.

Yo puedo entender que el despedido LaGarrette Blount sea un jugador de carácter complicado, egoísta y sin espíritu de equipo pero…Señores: es un jugador de football profesional, dentro de una de las organizaciones deportivas más sólidas del mundo.

Me van a decir que no pueden lidiar con un joven revoltoso?!

El epílogo de esta historia se terminó de escribir la semana previa al juego de Comodines: el RB Josh Harris fue promovido, se contrató a Ben Tate (quien por otra parte había sido desafectado de al menos uno de sus equipos por motivos de conducta) quedando el trío de corredores conformado por los mencionados anteriormente y Dri Archer, quien en realidad no se sabe en qué rol o posición puede ser útil…

El sábado por la noche, la ofensiva de los Steelers rápidamente se volvió unidimensional: de un total de 72 jugadas sólo 19 fueron por tierra.

Y como dijimos otras veces en esta misma columna, depender sólo del ataque aéreo, en esta ofensiva, tiene sus riesgos. Y no dejo de reconocer al mismo tiempo que esta es una de las mejores de la liga. Aún con Big Ben, con Antonio Brown, con Martavis Bryant.

  • Porque esta ofensiva es capaz de mover las cadenas, vaya si lo hace.

Pero la flaqueza de esta ofensiva aérea es que muchas veces no encuentra la end zone dentro de la 20.
Y esta vez fue una de esas veces (1 TD en tres viajes)

Y los Steelers volvieron a ser, un poco por incapacidad propia y otro mucho forzados por su rival, el equipo de los primeros dos meses de la temporada.

  • 5 capturas de QB permitidas
  • 114 yardas en infracciones (una de ellas, un holding, anuló un TD clave de Dri Archer)
  • Turnovers 1 a 3 (big Ben había lanzado 6 pases de TD en el último encuentro entre estos mismos rivales con 0 INT. Ahora fue 1 TD y 2 INT)

Pero esta ofensiva debilitada por la ausencia de Bell se enfrentó, además a uno de los equipos de pass rushers más tremendos de la actualidad.

La renovada y confiable (si consideramos los últimos 4 ó 5 partidos de la temporada regular) línea ofensiva pudo hacer poco para proteger a Ben Roethlisberger. Ejerciendo presión por el centro con Brandon Williams y sus 152 kg, quien se anotó con 4 tackles, 2 asistencias y 1 sack y Haloti Ngata con 1 captura y 1 tackle, pero también con presión por afuera a través de Elvis Dumervil con 3 tackles y 2 capturas y Terrell Suggs 2 tackles y 4 asistencias.

Por el lado de la defensiva faltaron jugadas grandes en el momento necesario, con fallas en el tackleo y permitiendo muchas yardas después de la atrapada.

El factor más importante en esta falla defensiva fue precisamente el plan de juego de los Ravens, ejecutado a la perfección por el propio QB Joe Flacco: Lanzó más pases profundos que en los últimos 2 ó 3 juegos combinados.

  • La defensiva secundaria Steeler cometió faltas y pudo sólo desviar un pase sin obtener ninguna intercepción.
    Me pregunto sobre la actuación de Troy Polamalu. Líder en tackles en este partido pero sin la capacidad de antaño para lograr jugadas grandes.

En definitiva, falta de contundencia a ambos lados del balón por parte de los Steelers y gran planteo estratégico del lado de Harbaugh y Flacco.

Sin embargo, tal vez esta dura temporada haya sido el banco de pruebas de un equipo que, habiendo alcanzado la maduración necesaria, dará que hablar en el futuro y pueda conseguir el tan ansiado y esperado séptimo trofeo Lombardi para sus vitrinas.

El tiempo lo dirá…

El Dr. de Acero

Print Friendly, PDF & Email
Please lend a hand by sharing this on Facebook, Twitter, WhatsApp etc... Thanks.

Leave a Reply

Your email address will not be published.