Steelers ganó el duelo divisional contra Cleveland por 30 a 9

Los Steelers vencieron a los Browns con Big Ben ingresando desde la banca

La tarde del domingo, en Heinz Field, reservaba sorpresas no sin sobresaltos. Y era que al frente de la ofensiva iniciaba Landry Jones, el hasta hace poco 3er QB. Ben Roethlisberger luego de dejar el campo siete días antes con una lesión en el antepié, se enlistó como suplente. Michael Vick figuraba como lesionado.

A los 4 minutos de juego, Landry Jones debió dejar el juego luego de un esguince en su tobillo izquierdo.
Big Ben saltó al campo con toda la Nación Steeler preguntándose qué pasaría si el pie de Ben no resistía el ritmo de un partido…

  • Fue tan sobresaliente la performance de Roethlisberger que no volvió a salir, aún cuando Jones volvió a la banda y parecía que estaba listo para entrar si se lo requerían.

El primer cuarto comenzó con los Steelers a la ofensiva y sin mucha fortuna: luego de 4 jugadas debieron despejar tras haber avanzado tan solo 15 yardas.

  • Pero Cleveland mostraría uno de sus lados flacos: la cesión de ventaja.

Fue un hecho: Cleveland fue un equipo que dió ventajas. Johnny Manziel soltó el ovoide en la primera jugada. Arthur Moats lo recuperó en la yarda 15 de los Browns. Cuatro jugadas más adelante, con lesión de Jones incluída, Chris Boswell (de tarde casi automática), convertiría los primeros 3 puntos de la tarde para los locales.

A su turno, la ofensiva visitante se las ingenió para avanzar el ovoide por 67 yardas que incluyó un pase de 61 a Travis Benjamin en un crítico 3er y 9. Pero la defensiva prevaleció y los detuvo justo en la yarda 5. Gol de campo para empatar el juego.

La ofensiva de Big Ben se afirmaba en el juego aéreo sin poder avanzar por tierra. Pero llegando a la zona roja repitió la impericia para anotar 6 debiendo, otra vez conformarse con 3.

El primer cuarto finalizó con un despeje de Cleveland.

El juego aéreo de Ben encontraría su primer escollo cuando pasando largo por la banda (64 yardas) a Martavis Bryant este la atrapó apenas con la punta de los dedos, pero soltaría el ovoide 2 ó 3 pasos más adelante en la yarda 15 de los Browns… una lástima. Era jugada de TD.

  • La defensiva negó puntos a partir de ese turnover al detener a Manziel con una captura de Timmons en 3er down para una pérdida de 10 yardas para un despeje.

La respuesta de los muchachos de Mike Tomlin mostró los contrastes de su ofensiva: por aire Ben Roethlisberger avanzó el ovoide a discreción: 92 yardas, 5 primeros downs… hasta la zona roja. A nueve yardas de la endzone, en 4to y 2, Boswell se disponía a patear un gol de campo, cuando Cleveland, que es un equipo que dió ventajas como mencioné antes, cometió una infracción y dió nueva vida a los locales.
Antonio Brown recibió un pase de TD y el correspondiente intento de 2 puntos.

Más adelante los Steelers quedarían a las puertas de la endzone, entregando el ovoide en 4to down desde la yarda 1, luego de un fumble provocado por Will Allen y recuperado por Jarvis Jones.
Los Browns despejaron desde la propia 2. Y Pittsburgh respondió con un pase de anotación de 32 yds atrapado por el velocista Martavis Bryant.

  • Hombre, en 32 yardas le sacó 4 de ventaja a su defensivo!!
  • Así terminaba la primera mitad con los Steelers arriba por 21 a 3.
  • Casi, partido resuelto.

Si no fuese por los antecedentes autodestructivos de los Acereros, podríamos haber estado tranquilos…Es que BigBen había lanzado para 306 yds (récord de temporada para una primera mitad).

  • Pero quedaba un interrogante, ahí, latente…
  • Los Steelers sólo habían avanzado el ovoide 3 yardas por tierra…
  • La defensiva obtuvo 2 turnovers vs 1 de la defensiva rival.

Durante el tercer cuarto, Antonio Brown provocó dos costosas penalidades para Cleveland por interferencia de pasea la defensiva con lo que los Steelers avanzaron 77 yardas, para convertir un gol de campo.

Por el lado de la defensiva provocó un punt y una intercepción en la línea de endzone a través de Mike Mitchell, que abortó una productiva serie de Johnny. Manziel de 72 yardas. Pero esta recuperación de la defensiva terminó en una nueva intercepción lanzada por Ben apenas avanzando el ovoide.

  • Este obsequio de nuestra ofensiva, esta vez fue capitalizado con 6 puntos por Manziel
    El tablero favorecía a los locales por 24 a 9.

En el cuarto cuarto de garbage time, recién la ofensiva de Todd Haley pudo acarrear el ovoide de manera más o menos decente: En la siguiente posesión que finalizaría con el acrobático ingreso de Antonio Brown a la zona de anotación y que pondría cifras definitivas al encuentro, los Acereros acarrearon 20 yardas de las 80 de la serie, y en la serie final, 37 yardas de 92, con el debut de Jordan Todman compartiendo acarreos con DeAngelo Williams.

30 a 9. Resultado  final

Trap Games y las ventajas del oponente

Jugar contra rivales que tienen marca perdedora ha sido en los últimos años una desagradable experiencia para la Nación Steeler. Equipos de menor calidad aparente parecían redimensionarse a la vez que los Steelers empequeñecían. El resultado de esa inversión de roles o capacidades, fueron amargas derrotas.

Esta vez los Browns entraban al juego con marca de 2-7, ubicados en la división en último lugar.
Las señales de alarma se encendieron, como si presagiaran lo habitual e inevitable, cuando apenas comenzado el partido, cayó sobre el césped el número 3 de jersey negro.

  • ¿La experiencia se convertiría en historia en el anuario de la temporada 2015 de los Steelers
  • ¿Estaba el pie del QB suplente en reales condiciones de enfrentar y soportar el trajín de un partido?
  • ¿Si no eran Jones ni Roethlisberger…entonces quien?

Lo cierto es que ese equipo de menor calidad que había viajado hasta Heinz Field, estuvo lejos de tomar una dimensión no habitual:

  • Entregó 3 veces el ovoide
  • Cometió 12 castigos para 188 yardas
  • Permitió 6 capturas de mariscal retrocediendo 45 yardas
  • Acarreó apenas 15 yardas cuando el promedio del equipo es de 82 (1.1 yd/acc.)

Verdaderamente es difícil, con esos datos, pensar en poder ganar un partido.
Para colmar de males a los Browns, Big Ben tuvo una tarde sobresaliente:
Completó 22 de 33 lanzamientos para 379 yardas, 3 TD y 1 INT
Por su parte los receptores cumplieron su parte:
Martavis Bryant atrapó 6 de 10 envíos, 178 yds, 1 TD y 1 fumble perdido
Antonio Brown atrapó 14 de 10 para 139 yds, 1 TD y 1 conversión de 2 puntos.

Los claroscuros de los Pittsburgh Steelers

Pero esta ofensiva siguió padeciendo los 3ros intentos puesto que convirtió en 1er down el 30% de los intentos
Naufragó en la zona roja, anotando en 1 de 6 incursiones a esta zona del terreno de juego.

Por su parte la defensiva es una escuadra impredecible, aunque hasta ahora, hay que decir que cumplió con su trabajo.

  • Este domingo borró del campo de juego a la ofensiva terrestre.
  • Capturó 6 veces a “Johnny Football”
  • Cortó una serie de anotación con una intercepción en la propia yarda 1
  • Sólo fue doblegada en 1 de 3 intentos de 4to down

Pero por otra parte permitió una tarde de récord en la corta carrera de Johnny Manziel permitiendo que completara 33 de 45 intentos para 372 yardas, pudiendo defender sólo 3 pases.
La pausa que viene en esta temporada para los Steelers servirá para la recuperación, esperemos que completa, para el cuerpo de lanzadores, Ben, Jones y Vick.

  • Se llegó a la semana de descanso en la 11, con los Acereros con marca ganadora (6-4) y en 5° posición en la AFC.

Lo que queda de la temporada es muy difícil. No sé si no será la peor agenda para un equipo en lo que resta del calendario: Seattle, Indy, Cincinnati, Denver, Baltimore y finalmente, otra vez, Cleveland.

Ojalá el equipo se pueda mantener sano.
Eso ya será mucho y se agradecerá…

El Dr. de Acero

Print Friendly, PDF & Email
Please lend a hand by sharing this on Facebook, Twitter, WhatsApp etc... Thanks.

Leave a Reply

Your email address will not be published.