Los Steelers perdieron en Seattle por 39 a 30

Los Steelers malgastaron una de las chance de avanzar a postemporada

Luego de la semana libre, los Pittsburgh Steelers debieron viajar a Seattle para enfrentar a los locales en CenturyLink Field, buscando ambos mejorar sus expectativas de Playoffs.

  • Los Steelers se ubicaban primeros en la AFC en la carrera por un lugar de Wild Card con un 6-4 módico.

Se enfrentaban la primera ofensiva de la Liga en yardas por tierra (Seattle) versus la 5ta defensiva terrestre y una de las mejores ofensivas aéreas (13va, Steelers) contra la 2da defensa contra el pase.

http://gty.im/499464978
La semana de descanso le había dado a los visitantes la oportunidad de recuperar físicamente a sus mariscales de campo por lo que se imaginaba que estos propondrían un gran duelo aéreo y un más modesto juego terrestre ya que Le’Veon Bell está fuera para el resto de la temporada.
Por su parte Seattle con su ofensiva aérea más que mediocre (en estadísticas) intentaría avasallar a la también más que modesta defensiva aérea de Pittsburgh, que, sin embargo, permitía muchas yardas a sus rivales pero pocos puntos.

En los hechos finalmente el duelo se dirimió por aire:

  • Steelers (Ben Roethlisberger y Landry Jones): 37 pases completos de 59 intentos; 490 yds y 1 TD
  • Seahawks: 21 pases completos de 30 intentos; 345 yardas y 5 TD

Verdaderamente estos números de Seattle, no son lo que podría definir a la 22ª ofensiva aérea de la liga. De hecho, el promedio de yardas aéreas por partido de los Patriots durante esta temporada (N° 1 en este rubro) es muy inferior a estos números ya que promedian 315 yds por partido.

Los Steelers son la tercera peor defensiva contra el pase en yardas permitidas pero la 11° en puntos permitidos por partido. Pero cuando esta defensiva se enfrentó con semejante poder ofensivo se vió más vulnerable que nunca.

Pero lo que volcó la balanza hacia el lado de los Seahawks fueron las 4 INT lanzadas por Pittsburgh. Eso en combinación con el hecho de que, resutado de esos turnovers, Seattle anotó puntos (TD) en 3 de ellos.

De hecho es bastante naif pensar que se puede ganar un partido cuando lanzas 4 INT contra ninguna del contrario y este además, te convierte 5 TD aéreos, demostrando que su mediocre ofensiva en TD conseguidos por aire, explotó y te anotó casi el 30% de los todos los TD aéreos de toda la temporada (Seattle consiguió 18 TD por aire en toda la campaña. De todos ellos, 5 fueron contra los Steelers. Y 3 contra San Francisco la semana anterior. Ese día Russell Wilson tuvo un rating de pasador de 138.5; el domingo, vs los Acereros 147.9…Sin dudas Russell Wilson va en ascenso)

La defensiva no estuvo a la altura de lo que necesitaban los Steelers

Al comienzo de la temporada cualquiera de nosotros hubiera esperado que la fortaleza acerera estaría en su ofensiva en virtud de su potencial aéreo y terrestre, y que uno podría esperar un importante número de yardas y puntos en contra debido a la endeble secundaria, joven e inexperta.

http://gty.im/499464970
Con el correr de las semanas, esta hipótesis se fue transformando en otra muy distinta. La defensiva estaba sosteniendo los partidos dando la oportunidad a que la diezmada ofensiva pudiera anotar en la pizarra.
Pero el domingo pasado, los hechos mostraron un escenario similar al primero:

  • Lo que se vió fue la peor defensiva profunda que se podría esperar.

Los profundos, lucieron inermes, perdiendo sus marcas asignadas. La marcación en zona nunca funcionó.
Como muestra de esto bastará decir que toda la defensiva Acerera, solo pudo desviar UN PASE.
Otro ejemplo de la confusión reinante en la defensiva profunda: En la serie que terminaría en el segundo TD de Seattle, Wilson convirtió en primer down, tres 3° y largo.

Sin título
Como se ve en la imagen, que corresponde a un 3er y 16 desde la 35 de Pittsburgh, Wilson dispuso en la parte baja a dos WR y al RB a su derecha. De estos 2 receptores, el interno llevará una ruta hacia el centro y el externo, una ruta pegado a la banda, mientras que el RB se corre hacia afuera en una ruta de escape. El N° 22, Will Allen se va con el RB. Antwon Blake que había dejado un gran colchon a Jermaine Kearse (el receptor externo), se va profundo y hacia adentro para seguir al receptor interno dejando a Kearse solo para recibir.

Tal vez para infortunio de Blake, la última imagen que quedó de esta defensiva, es la suya, corriendo detrás de Doug Baldwin, sin poder vencer el stiff arm del receptor, quien corrió 80 yardas hasta la zona de anotación sobre el final del juego, para sellar el marcador con cifras definitivas.

Sin título

En la línea de golpeo también se falló en la presión sobre Wilson, a quien se lo capturo solo en un par de oportunidades. Es cierto que Wilson es un jugador muy móvil y dificil de contener pero si bien se lo apuró, no se lo capturó ni se pudo evitar, en general , que lanzara.

La defensiva contra el acarreo funcionó de manera errática, permitiendo 100 yardas. A pesar de lo decente de esta cifra, creo que el ataque terrestre de los Seahawks no fue gravitante.

Si bien es cierto que la defensiva de Keith Butler ha mejorado considerablemente en la recuperación de balones, ubicándose número 11 en este rubro en la Liga, en este partido no se pudo recuperar ninguno. Cuatro entregas y ninguna recuperación. Desventaja dificil de sobrellevar.

Al final de la jornada, los Steelers se ubicaban 4° en la carrera por un lugar en la postemporada, con 6-5.
En el futuro inmediato, hasta fines de diciembre hay rivales muy difíciles de vencer: Colts, Bengals, Broncos, Ravens y Browns. Denver y Cincinnati, casi clasificados e Indianapolis, también con 6-5 como NY Jets y Houston Texans, disputando las plazas de comodines. Baltimore, sin chances de postemporada (sobretodo sin Flacco en la cancha) es, sin embargo, siempre Baltimore. Un rival dificil por definición.
Todos (o la mayoría) son partidos “perdibles”. Nueve-7 es posible. Ocho-8 también, e incluso 7-9
La postemporada es otra vez, una meta que se aleja.

Habrá que esperar la evolución de Big Ben de su contusión cerebral. Tal vez deba iniciar  el próximo SNF en Heinz Field.

Pero tal como se ve el panorama, contra lo que se había pronosticado, se depende más de la defensiva que de la ofensiva.

El Dr. de Acero

Please lend a hand by sharing this on Facebook, Twitter, WhatsApp etc... Thanks.

Steelers Bye Week. Es esto todo lo que la ofensiva puede dar?

La llegada del Steelers Bye Week

Llegando noviembre a su final, también llegó la semana libre para los Pittsburgh Steelers. Diez semanas han pasado. 6-4 es el récord actual y en primera posición para ingresar al Wild Card en postemporada por la AFC.

Adelantando el fin de año, época propicia para rebobinar los sucesos del año y ponerlos en valor, nos parece que es este el momento ideal para analizar lo hasta aquí logrado. Y lo que todavía está por lograr.
Poner en blanco sobre negro lo bueno y lo malo. Lo dulce y lo amargo.

Como ha venido sucediendo en los últimos años, el equipo ha tenido que lidiar con un sinfín de jugadores lesionados, algunos de ellos en momentos críticos del campeonato, como fue la lesión de Le’Veon Bell sobre el final de la temporada 2014.

Los jugadores que están fuera de la temporada son varios y sus puestos son difíciles de reemplazar (cuando no insustituibles) sin perder un gran potencial. Tal es el caso del RB Le’Veon Bell (rodilla) quien salió del campo en la semana 8 en la derrota frente a los Bengals. Bruce Gradkowski ni siquiera inició la temporada regular, dando lugar a la contratación de Michael Vick para la posición de QB reserva. La lesión de rodilla de Shaun Suisham, también motivó un fichaje de urgencia.

El elegido fue Josh Scobee, quien a su vez fuera cortado luego de una actuación de pesadilla en la semana 4 vs. los Ravens, malogrando 2 goles de campo que hubieran significado la victoria de su equipo. Revolviendo el fondo de la bolsa de pateadores disponibles, dieron con el joven Chris Boswell: toda una incógnita. Pero esta movida, sin embargo, no pudo haber salido mejor. A tal punto que hay quienes dudan de que Suisham vuelva a recuperar su puesto de trabajo. Boswell, en 6 juegos vistiendo la negro y oro, convirtió 14 de 15 intentos de gol de campo, incluyendo uno de más de 50 yardas, con una efectividad del 98,3%.
Tres jugadores titulares de la línea ofensiva estan fuera: el T Mike Adams (sin fecha de retorno), el G Kelvin Beachum y el C Maurkice Pouncey (estos dos últimos, fuera por la temporada).

Pero hubo jugadores que se lesionaron y volvieron: Ben Roethlisberger (BB) dejó el campo contra Saint Louis en la semana 3 y retornó 5 semanas más tarde por una lesión en la rodilla (MCL), volvió a lesionarse en la semana siguiente (pie), y fue reserva de Landry Jones (LJ) vs. Cleveland, quien a su vez también se lesionó (tobillo izquierdo) y fue reemplazado por Ben quien tuvo una tarde impecable…
Sin hablar de Mike Vick (MV) y su desempeño errático y decepcionante, que dá para largo, así de movida fue la temporada de mariscales y lesiones por allí, por Pittsburgh…

La ofensiva de los Steelers en suspenso

La ofensiva de los Steelers es la número 10 en puntos anotados y la segunda en yardas por jugada detrás de Arizona.

  • Sus pasadores completaron el 64% de los pases, alcanzando el 2do lugar en la Liga en yardas netas por intento de pase (7.4 yds)
  • Si analizamos a cada pasador por separado Big Ben lidera en porcentaje de pases completados con 66.8% (MV 60.6%; LJ 60.8%).

En yardas netas por jugadas de pase BB promedió 8.22 yds; LJ: 8.72 yds y MV 4.18 yds. con un rating de pasador de 97; 95.1 y 79.8 respectivamente.
Big Ben, además, está 2° en la liga en yardas ganadas por pase completo con 13,4 yds.

La ofensiva terrestre se vió privada de su jugador estrella en 4 de los 10 juegos disputados, sea por suspensión o lesión. Le’Veon Bell promedió 92,7 yds por juego (4,9 yds por intento).
Sin embargo, el ataque terrestre estuvo lejos de sufrir por su ausencia ya que DeAngelo Williams promedió 5 yardas por intento.

Lo destacable también es que este par de corredores tienen manos de tenazas y siempre dan al pasador opción de pase en jugadas rotas o de engaño: Bell atrapó 24 de 26 (0.92) pases lanzados, promediando 5,7 yds por atrapada y Williams capturó 13 de 18 (0.72); con 10,5 yds por atrapada. Y sólo Williams soltó un balón en 120 jugadas en donde tocó el ovoide.

Esta ofensiva demostró ser muy efectiva cuando avanza sin reunión previa a cada jugada. Promedia más de 11 yardas por jugada, 3.4 yds acarreando y 11.5 yds por pase, completan 79.7 % de los pases con un rating de pasador de 122.9

Los receptores fueron los que más sintieron la ausencia de Big Ben (o tal vez sería más correcto decir que sufrieron la presencia de Vick)

Aún jugando con 3 mariscales diferentes, Antonio Brown está 2° en yardas recibidas con 1141, y también 2° en yardas por juego 114.1. Martavis Bryant también 2° en la Liga en yardas por recepción con 20
Sin embargo queda la sensación de que, a pesar de estos números es una ofensiva que está en suspenso. Que no termina de tomar ritmo debido a los cambios del pasador.

Hay la sensación de que siempre puede ser mejor, que no alcanza su verdadero potencial.

Una de los déficits que hay que marcar en esta ofensiva es la conversión de 3ros intentos. Fue claramente deficitario y se transformó en una de las barreras de esta división. Uno de los posibles motivos es que el promedio de yardas por recorrer en 3er intento fue alto: 6.59 yds. En el 81% de las ocasiones la jugada resultó en pase, como es lógico. En esta situación se lanzaron 4 INT (el 40% de todas las INT se lanzaron en esta situación) y se logró el primer down o un TD en poco más del 40%. Sin dudas los Steelers muestran sus miserias en 3er down.

Fue una constante, durante las temporadas pasadas, el bajo porcentaje efectividad (que se me ocurre medir según el porcentaje de jugadas en las que se arriba a un TD o a 1er down, dentro de las 20 yardas del equipo rival)

  • Así por ejemplo durante la temporada 2013 los Steelers ranquearon en el puesto 23 en toda la Liga. No fue muy diferente en 2014 donde se ubicaron en el puesto 21.

Pero este año se observa una sensible mejoría: es uno de los equipos que más juega en este sector del campo (7° equipo en cantidad de jugadas en Zona Roja), 11° en cantidad de TD convertidos con 19 y N° 14 en porcentaje de jugadas que finalizan en 1er down o en TD.

De cara a los partidos que quedan por disputar en esta temporada, queda por definir para el resto de la temporada, quién será el QB suplente, si Mike Vick o Landry Jones.
Me resulta llamativo que aún habiendo cambios y necesidades de espacio en el roster, el nombre de Jones siempre haya permanecido intocable.

En un tercer lugar, es cierto, pero inamovible. Cuando ha entrado al campo por necesidad, ha sido capaz de ganar partidos. Creo que tiene la confianza del cuerpo de entrenadores, y que al día de hoy, es el mariscal suplente aún cuando Vick haya recuperado su forma física.

El Dr de Acero

Please lend a hand by sharing this on Facebook, Twitter, WhatsApp etc... Thanks.

Steelers ganó el duelo divisional contra Cleveland por 30 a 9

Los Steelers vencieron a los Browns con Big Ben ingresando desde la banca

La tarde del domingo, en Heinz Field, reservaba sorpresas no sin sobresaltos. Y era que al frente de la ofensiva iniciaba Landry Jones, el hasta hace poco 3er QB. Ben Roethlisberger luego de dejar el campo siete días antes con una lesión en el antepié, se enlistó como suplente. Michael Vick figuraba como lesionado.

http://gty.im/497268530

A los 4 minutos de juego, Landry Jones debió dejar el juego luego de un esguince en su tobillo izquierdo.
Big Ben saltó al campo con toda la Nación Steeler preguntándose qué pasaría si el pie de Ben no resistía el ritmo de un partido…

  • Fue tan sobresaliente la performance de Roethlisberger que no volvió a salir, aún cuando Jones volvió a la banda y parecía que estaba listo para entrar si se lo requerían.

El primer cuarto comenzó con los Steelers a la ofensiva y sin mucha fortuna: luego de 4 jugadas debieron despejar tras haber avanzado tan solo 15 yardas.

  • Pero Cleveland mostraría uno de sus lados flacos: la cesión de ventaja.

Fue un hecho: Cleveland fue un equipo que dió ventajas. Johnny Manziel soltó el ovoide en la primera jugada. Arthur Moats lo recuperó en la yarda 15 de los Browns. Cuatro jugadas más adelante, con lesión de Jones incluída, Chris Boswell (de tarde casi automática), convertiría los primeros 3 puntos de la tarde para los locales.

A su turno, la ofensiva visitante se las ingenió para avanzar el ovoide por 67 yardas que incluyó un pase de 61 a Travis Benjamin en un crítico 3er y 9. Pero la defensiva prevaleció y los detuvo justo en la yarda 5. Gol de campo para empatar el juego.

La ofensiva de Big Ben se afirmaba en el juego aéreo sin poder avanzar por tierra. Pero llegando a la zona roja repitió la impericia para anotar 6 debiendo, otra vez conformarse con 3.

El primer cuarto finalizó con un despeje de Cleveland.

El juego aéreo de Ben encontraría su primer escollo cuando pasando largo por la banda (64 yardas) a Martavis Bryant este la atrapó apenas con la punta de los dedos, pero soltaría el ovoide 2 ó 3 pasos más adelante en la yarda 15 de los Browns… una lástima. Era jugada de TD.

  • La defensiva negó puntos a partir de ese turnover al detener a Manziel con una captura de Timmons en 3er down para una pérdida de 10 yardas para un despeje.

La respuesta de los muchachos de Mike Tomlin mostró los contrastes de su ofensiva: por aire Ben Roethlisberger avanzó el ovoide a discreción: 92 yardas, 5 primeros downs… hasta la zona roja. A nueve yardas de la endzone, en 4to y 2, Boswell se disponía a patear un gol de campo, cuando Cleveland, que es un equipo que dió ventajas como mencioné antes, cometió una infracción y dió nueva vida a los locales.
Antonio Brown recibió un pase de TD y el correspondiente intento de 2 puntos.

Más adelante los Steelers quedarían a las puertas de la endzone, entregando el ovoide en 4to down desde la yarda 1, luego de un fumble provocado por Will Allen y recuperado por Jarvis Jones.
Los Browns despejaron desde la propia 2. Y Pittsburgh respondió con un pase de anotación de 32 yds atrapado por el velocista Martavis Bryant.

  • Hombre, en 32 yardas le sacó 4 de ventaja a su defensivo!!
  • Así terminaba la primera mitad con los Steelers arriba por 21 a 3.
  • Casi, partido resuelto.

Si no fuese por los antecedentes autodestructivos de los Acereros, podríamos haber estado tranquilos…Es que BigBen había lanzado para 306 yds (récord de temporada para una primera mitad).

  • Pero quedaba un interrogante, ahí, latente…
  • Los Steelers sólo habían avanzado el ovoide 3 yardas por tierra…
  • La defensiva obtuvo 2 turnovers vs 1 de la defensiva rival.

Durante el tercer cuarto, Antonio Brown provocó dos costosas penalidades para Cleveland por interferencia de pasea la defensiva con lo que los Steelers avanzaron 77 yardas, para convertir un gol de campo.

Por el lado de la defensiva provocó un punt y una intercepción en la línea de endzone a través de Mike Mitchell, que abortó una productiva serie de Johnny. Manziel de 72 yardas. Pero esta recuperación de la defensiva terminó en una nueva intercepción lanzada por Ben apenas avanzando el ovoide.

  • Este obsequio de nuestra ofensiva, esta vez fue capitalizado con 6 puntos por Manziel
    El tablero favorecía a los locales por 24 a 9.

En el cuarto cuarto de garbage time, recién la ofensiva de Todd Haley pudo acarrear el ovoide de manera más o menos decente: En la siguiente posesión que finalizaría con el acrobático ingreso de Antonio Brown a la zona de anotación y que pondría cifras definitivas al encuentro, los Acereros acarrearon 20 yardas de las 80 de la serie, y en la serie final, 37 yardas de 92, con el debut de Jordan Todman compartiendo acarreos con DeAngelo Williams.

30 a 9. Resultado  final

Trap Games y las ventajas del oponente

Jugar contra rivales que tienen marca perdedora ha sido en los últimos años una desagradable experiencia para la Nación Steeler. Equipos de menor calidad aparente parecían redimensionarse a la vez que los Steelers empequeñecían. El resultado de esa inversión de roles o capacidades, fueron amargas derrotas.

http://gty.im/497365122

Esta vez los Browns entraban al juego con marca de 2-7, ubicados en la división en último lugar.
Las señales de alarma se encendieron, como si presagiaran lo habitual e inevitable, cuando apenas comenzado el partido, cayó sobre el césped el número 3 de jersey negro.

  • ¿La experiencia se convertiría en historia en el anuario de la temporada 2015 de los Steelers
  • ¿Estaba el pie del QB suplente en reales condiciones de enfrentar y soportar el trajín de un partido?
  • ¿Si no eran Jones ni Roethlisberger…entonces quien?

Lo cierto es que ese equipo de menor calidad que había viajado hasta Heinz Field, estuvo lejos de tomar una dimensión no habitual:

  • Entregó 3 veces el ovoide
  • Cometió 12 castigos para 188 yardas
  • Permitió 6 capturas de mariscal retrocediendo 45 yardas
  • Acarreó apenas 15 yardas cuando el promedio del equipo es de 82 (1.1 yd/acc.)

Verdaderamente es difícil, con esos datos, pensar en poder ganar un partido.
Para colmar de males a los Browns, Big Ben tuvo una tarde sobresaliente:
Completó 22 de 33 lanzamientos para 379 yardas, 3 TD y 1 INT
Por su parte los receptores cumplieron su parte:
Martavis Bryant atrapó 6 de 10 envíos, 178 yds, 1 TD y 1 fumble perdido
Antonio Brown atrapó 14 de 10 para 139 yds, 1 TD y 1 conversión de 2 puntos.

Los claroscuros de los Pittsburgh Steelers

Pero esta ofensiva siguió padeciendo los 3ros intentos puesto que convirtió en 1er down el 30% de los intentos
Naufragó en la zona roja, anotando en 1 de 6 incursiones a esta zona del terreno de juego.

http://gty.im/497364966

Por su parte la defensiva es una escuadra impredecible, aunque hasta ahora, hay que decir que cumplió con su trabajo.

  • Este domingo borró del campo de juego a la ofensiva terrestre.
  • Capturó 6 veces a “Johnny Football”
  • Cortó una serie de anotación con una intercepción en la propia yarda 1
  • Sólo fue doblegada en 1 de 3 intentos de 4to down

Pero por otra parte permitió una tarde de récord en la corta carrera de Johnny Manziel permitiendo que completara 33 de 45 intentos para 372 yardas, pudiendo defender sólo 3 pases.
La pausa que viene en esta temporada para los Steelers servirá para la recuperación, esperemos que completa, para el cuerpo de lanzadores, Ben, Jones y Vick.

  • Se llegó a la semana de descanso en la 11, con los Acereros con marca ganadora (6-4) y en 5° posición en la AFC.

Lo que queda de la temporada es muy difícil. No sé si no será la peor agenda para un equipo en lo que resta del calendario: Seattle, Indy, Cincinnati, Denver, Baltimore y finalmente, otra vez, Cleveland.

Ojalá el equipo se pueda mantener sano.
Eso ya será mucho y se agradecerá…

El Dr. de Acero

Please lend a hand by sharing this on Facebook, Twitter, WhatsApp etc... Thanks.

Los Steelers cayeron 16 a 10 frente a los Bengals y cayeron a 4-4

Regresando al equipo luego de una lesión en la rodilla, Ben Roethlisberger fue incapaz de llevar a la victoria a los Pittsburgh Steelers, frente a Cincinnati Bengals. La historia referirá que una vez más Big Ben no pudo regresar con un triunfo luego de una lesión.

Para completar una tarde negra, el RB Le’Veon Bell debió abandonar el campo por una lesión en su rodilla derecha que lo dejará fuera de acción por el resto de la temporada.

Mientras Cincinnati mantuvo el liderazgo en la división Norte con un perfecto 7-0, los Acereros cayeron a un decepcionante 4-4 y a mitad de la temporada, ya se asume que será difícil que pueda quedarse con la División.

La ofensiva con Ben sin Ben?

Desde que Big Ben no estaba al frente de esta ofensiva, el equipo tiene estadísticas de 2-2 y muchos de los males que en ella se venían repitiendo, eran atribuidos a esta ausencia.

Excepto durante el partido contra Kansas City, la defensiva se había puesto al frente del juego, produciendo desempeños altamente destacados, sosteniendo el marcador y permitiendo que en algún momento la ofensiva hiciera su trabajo y asegurara el partido.

En el juego del domingo tanto la defensiva acerera como la ofensiva dirigida por el QB Andy Dalton, hicieron todo para que los Steelers ganaran el encuentro.

Así, por ejemplo,

  • La defensiva local redujo en un 25% el total de yardas que los Bengals venían anotando durante esta temporada.
  • Produjo más capturas de QB que las que Dalton había sufrido en todo lo que va de 2015.
  • Redujo en más de un tercio la cantidad de yardas acarreadas en promedio por Cincinnati.
  • Generó 2 TO a través de intercepciones que abortaron series que parecían de anotación y bloquearon un FG.

tempHeyward_BlockedFG_vs_Cincinnati_11012015--nfl_mezz_1280_1024
Pero quisiera hacer foco sobre la ofensiva y su pobre desempeño, tratando de encontrar explicaciones a esta derrota.
Yendo a los principios básicos del juego, repasemos cuáles son los items que debe cumplementar una ofensiva para ser exitosa:
1- La línea ofensiva deberá abrir el camino al corredor y proteger y dar tiempo al mariscal para que pueda lanzar.
2- Evitar capturas de mariscal.
3- No deberá cometer infracciones que comprometa el avance en el campo de juego, mucho menos en 3era oportunidad.
4- Convertir terceras oportunidades.
5- Sincronía entre QB y receptor.
6- No entregar el ovoide.
7- Anotar a partir de turnovers obtenidos por la defensiva.
8- Ser efectivos dentro de la zona roja
9- Anotar siempre que se pueda

Tristeza nao tem fim

tempRoethlisberger09_vs_Cincinnati_11012015--nfl_mezz_1280_1024
Comencemos por puntualizar cuáles fueron las elecciones de Ben Roethlisberger a la hora de lanzar.

El receptor estrella de Pittsburgh es sin dudas, Antonio Brown. Uno podría abogar en dos sentidos exactamente opuestos: hay quienes dirían que habría que lanzar en su dirección explotando justamente esta cualidad, la de receptor más destacado. Pero con igual razón, otros argumentarán que la presencia de Brown en cancha atrae marcas u obliga a la defensa a comprometer en esa tarea al mejor profundo y deja en relativa libertad a otros receptores.
Pues el domingo, Antonio Brown participó del 97% de los snaps. Big Ben, quien completó el 62 % de sus pases, eligió a Brown en 11 oportunidades: pudo atrapar poco más de la mitad de esos envíos (54%). Si tomaramos como referencia el partido de la semana 2 contra San Francisco, Ben le lanzó también en 11 ocasiones pero esa atrapó la mayoría de esos envíos (9 de 11 = 81%) y anotó 1 TD, mientras que en la jornada inaugural, se repitieron exactamente las mismas cifras: 9 pases atrapados de 11 envíos con 1 TD.
Surge inmediatamente la siguiente pregunta: puede atribuirse este bajón en el rendimiento de la dupla se haya debido a la falta de juego del Mariscal debido a su lesión de rodilla?

tempBryant-Brown01_vs_Cincinnati_11012015--nfl_mezz_1280_1024

Los Steelers tuvieron 12 series ofensivas.
Analizemos una por una.

1° SERIE. El partido comenzó con una serie perfecta de parte de los locales que acabó en TD luego de 12 jugadas recorriendo 80 yardas. Se convirtieron dos 3eros intentos de 2 intentos.

2° SERIE. Resultado: Punt. 3 y out. Sólo 4 yds. 3er down: 0 de 1 (es justo resaltar que en esta ocasión el pase en 3era oportunidad fue defendido por George Iloka) Item 4: fail

3° SERIE. Desde PIT 16. Resultado: Punt. 5 jugadas, 3 yardas. Se retrocedieron 17 yardas debido a un false start y una captura de QB en 3er y 7. Items 2, 3 y 4: fail

4° SERIE. Desde la yarda 50. Resultado: Punt. 3 y out. 1 acarreo para -1 yarda. Conversión de 3er down: 0 de 1. Item 1 y 4 fail.

5° SERIE. Desde PIT 5. Resultado Punt. 11 jugadas para 49 yardas. 3er downs: 1 de 2. La serie se extinguió luego de 3 pases incompletos de manera consecutiva a Martavis Bryant (el último defendido) Items 4 y 5: fail

6° SERIE. Desde PIT 17. Resultado: Intercepción. 3 jugadas, 5 yardas. 2 acarreos por DeAngelo Williams para 5 yardas. Items 1, 3 y 6: fail.

7° SERIE. Desde PIT 8. Resultado: FG. 9 jugadas para 78 yardas, en su mayor parte por aire y por el centro del campo. La serie llegó a su fin cuando en 3er y 6, Ben escapó por el centro acarreando por 10 yardas, logrando el 1er y 10 pero, un holding de Ramon Foster retrocedió al equipo a 3er y 16. Más tarde, DeAngelo Williams no alcanzaría a recorrer las yardas necesarias para el 1er y 10. Conversión de tercer intento: 0 de 1. Items 3 y 4: fail.
8° SERIE (proviene de FG bloqueado por Cameron Hayward). Desde PIT 12. Resultado: Punt. 7 jugadas para 56 yardas. Se retrocedieron 19 yardas por infracciones. En 1er y 10 desde la CIN 25 un holding pone el ovoide en la 35. Una captura de mariscal en 3er y 18, pone a los Steelers en 4to y 20 desde la 35… La banda decidió no intentar un FG de 52 yardas e ir por el punt que terminó por ser de 18 yardas. Conversión de terceros intentos: 0 de 1. Items 2, 3, 4, 7 y 9: fail.

9° SERIE (proviene de una INT y devolución de Antwon Blake). Desde PIT 40. Resultado: Punt. 3 y out habiendo recorrido 4 yardas. Williams acarreó por 2 yardas. Conversión de terceros intentos: 0 de 1 (pase defendido). Items 1, 4 y 7: fail

10° SERIE. (proviene de intercepción). Resultado: Intercepción. 2 jugadas, 4 yardas. Items 5, 6 y 7: fail.

11° SERIE. Resultado: Intercepción. 1 jugada sin avance. Item 5 y 6: fail.

12° SERIE. Desde PIT 20. Resultado: Fin del juego. 9 jugadas para 64 yardas. La serie comenzó con una captura para -8 yardas y una infracción de -5 yardas de DeAngelo Williams. Items 2 y 3: fail.

Desacople receptor- pasador, infracciones en momentos clave, imposibilidad de obtener puntos a partir de turnovers y reiteradas entregas de balón, entre otras dificultades, son las explicaciones de esta costosa derrota. De la observación de estos datos se puede concluir que los “padres” de la derrota son muchos y las responsabilidades compartidas, aunque a primera vista, uno se incline a apuntar los cañones hacia el QB Ben Roethlisberger.

El Dr. de Acero

Please lend a hand by sharing this on Facebook, Twitter, WhatsApp etc... Thanks.

Los Steelers cayeron en Arrowhead por 23 a 13

En su viaje a Missouri, los Steelers cayeron derrotados por los Kansas City Chiefs, por 23 a 13 en lo que fue el debut como titular del QB acerero Landry Jones.

Los Steelers llegaban al partido con la intención de prolongar su racha ganadora aún cuando no podían contar con su mariscal de campo Ben Roethlisberger, ni con su QB reemplazo Michael Vick, lesionado la semana pasada, que aunque nunca recuperó el nivel de juego de antaño es un jugador de experiencia. Así las cosas, Pittsburgh debió arrancar el juego enlistando a su tercer QB.

Landry KC

Si bien la ofensiva acerera estuvo lejos de acercarse siquiera a lo que es cuando juega Big Ben, los Steelers (4-2) se las habían arreglado para sacar adelante los partidos anteriores basándose en una gran producción defensiva. La unidad a cargo del DC Keith Butler, si bien permitió gran cantidad de yardas por partido, se había hecho fuerte defendiendo en zona roja, había presionado a los mariscales rivales lanzando cargas, y había conseguido turnovers en momentos críticos de los juegos (algo que había sido un gran déficit en la defensiva de Dick LeBeau en sus últimos años)

De esta forma la defensiva mantenía el equipo a tiro del marcador.

Por su parte Kansas City llegaba al juego con un magro 1-5 en la temporada mostrando estadísticas de equipo mediocre.

La primera reflexión que se me ocurre a esta altura de la temporada 2015, es que ambos récords (4-2 de los Steelers y 1-5 de los Chiefs) son mentirosos.

Los Steelers ganaron partidos que perdían o hubiera sido “justo” que perdieran.

Pero dónde se puede encontrar la razón de la derrota de la tarde de ayer?

  • Turnovers
  • Falla en convertir 3eros y 4tos intentos
  • Falta de splash plays por el lado de la defensiva
  • Volvieron las fallas en los tackles

Los números de Landry Jones no son vergonzosos (16/29, 209 yardas, 1 TD y 2 INT) por lo que sería injusto responsabilizarlo de la derrota. Si bien se vio involucrado en las tres pérdidas de balón, sólo el primer pase interceptado, debe ser anotado a su cuenta personal de errores de juego.

La segunda intercepción fue una carambola: pase desviado en la línea, malabareado por Antonio Brown y atrapado finalmente por el defensivo.

El fumble fue una carga por la espalda del joven mariscal, que debía ser cubierta por tackle izquierdo Alejandro Villanueva que fue quien perdió el bloqueo.

De estas instancias del juego KC obtuvo sólo 7 puntos, pero estas pérdidas de balón truncaron series ofensivas y minaron el ánimo del equipo trasladando al rival, el momentum del partido.

Pero desde una perspectiva más amplia se puede decir que frente a KC la ofensiva cedió 3 veces el ovoide: la misma cantidad que había cedido en los 6 juegos anteriores.

Bell KC

El resultado de cada serie ofensiva acerera fue como sigue:

– Punt

– FG

– Downs (falla en convertir en 4to y 1)

– INT

– Fin de la mitad.

– Punt

– INT

– TD

– FG

– Fumble (en la yarda 48 de KC, cuando habían avanzado 37 yardas en 7 jugadas, faltando 2:11 en el reloj del último cuarto)

Jugar sin Ben

Jugar sin el QB titular tiene sus consecuencias. Entre ellas se pueden contar la merma en la producción de sus receptores, la alteración de los esquemas de juego de la ofensiva, la sobrecarga en el juego terrestre, entre otras. Estas desventajas fueron en parte resueltas con el ingreso de Jones en lugar de Vick. Pero a la que no se le encontró la vuelta fue a la baja conversión de terceros intentos.

Bajo Ben Roethlisberger el porcentaje de 3° intentos fue de 46, 41 y 50% (teniendo en cuenta que el último partido salió lesionado)

En su ausencia fue de 15; 35; 25 y 20%

Pero también hay que contabilizar los 4tos intentos: en los primeros 2 partidos Ben completó 2 de 2 y 3 de 5 contra New England y San Francisco respectivamente. En cambio Vick no consiguió ninguno de 2 intentos contra Baltimore y Jones 1 de 2 vs. Kansas City

Analizando la producción de los receptores esta también se vió bien alterada:

AB KC

Antonio Brown (en yardas aéreas por partido) 133, 195 y 108 en los primeros tres juegos vs NE, SF, STL con Big Ben en cancha, pero luego junto a Vick cayó a 42, 45 y 24 vs BAL, SD y ARI para remontar a 124 yds con L. Jones.

Algo similar sucedió con Markus Wheaton (55, 67, 16, 18, 72 -único pase de TD- 8 y 16)

Splash Plays se buscan

La ofensiva de Kansas City llegó al partido exhibiendo estadísticas de equipo mediocre.

El juego terrestre de los locales promediaba 101 yds por juego (20° en la Liga) y 240 yds aéreas (ranqueando 19°).

Por su parte la defensiva de Pittsburgh, se cierra bien al juego terrestre siendo la 7° del ranking con solo 93.3 yds por juego pero permite muchas yardas aéreas (238 yds/juego; 26° en el ranking) factor que compensa, en cambio, permitiendo pocos puntos a la ofensiva rival con sólo 24/jgo (9° en puntos/jgo y es la primera defendiendo en propia zona roja) y provocando una importante cantidad de turnovers (9 en los 6 juegos anteriores, entre ellas un pick six)

Sack KC

Sin embargo, esta vez en Arrowhead, permitió más de un 40% de yardas terrestres que su promedio de la temporada.

Se puede enlazar esta última estadística con las numerosas fallas en la tackleada que nuevamente volvió a mostrar esta defensiva, algo que parecía haber corregido en partidos anteriores.

Para finalizar, quiero mencionar, dentro de los equipos especiales, el muy buen partido de Dri Archer devolviendo patadas de salida: promedió 29 yardas por intento (con un retorno de 38 yardas) y la regularidad del nuevo valuarte de este equipo: el pateador Chris Boswell, convirtiendo todo lo que pateó y logrando 7 de los 13 puntos de su equipo. Gran fichaje.

Boswell KC

Se viene el próximo domingo el duelo de la división norte de la AFC, contra los líderes invictos, los Cincinnati Bengals, en el primero de tres partidos en serie como locales.

La visita llevará a la tercera ofensiva en puntos y en yardas por partido, 5° en juego aéreo y 12° en juego terrestre.

La gran pregunta para los Pittsburgh Steelers es si Big Ben estará en condiciones de regresar.

La Nación Steeler espera ansiosa.

                                                                                                  El Dr de Acero

 

Please lend a hand by sharing this on Facebook, Twitter, WhatsApp etc... Thanks.

Michael Vick o Landry Jones? El nuevo dilema para Mike Tomlin

Debido la lesión en pretemporada de Bruce Gradkowski, los Pittsburgh Steelers se vieron obligados a contratar, el 25 de agosto de este año como segundo mariscal de campo (mientras se mantenía a Landry Jones en el 3er puesto) al 4 veces Pro-Bowler Michael Vick, lo cual produjo en la Nación Steeler muestras de rechazo y admiración en iguales cantidades.

Quienes rechazaron la contratación lo hicieron en su gran mayoría debido a los antecedentes penales del jugador y no por razones estrictamente relacionadas al juego. Los que la celebramos lo hicimos porque consideramos que el hombre pagó con prisión (tal como lo establece la ley) y con mucho más que eso: tal vez con su propia carrera.

  • Quisiera repasar algunos datos de la vida deportiva de este QB (que HA sido?) de élite:

MVick first practice

Fue seleccionado en 2001 por los Atlanta Falcons en la primera selección general
En 2010 fue el primer jugador de la NFL en lanzar para 300+ yardas, acarrear 50, lanzar 4 pases de TD y anotar otros dos acarreando el ovoide en un solo juego.
También en 2010 se convirtió en el único jugador de la Liga en lanzar 3000 yardas, anotar al menos 20 pases de TD y correr 500 yardas anotando al menos 7 TD por tierra en una sola temporada.

Posee el récord de la NFL de más yardas acarreadas como QB en una temporada: 1039 yardas en 2006

Récord de la NFL para yardas acarreadas en un solo partido como QB (173) en temporada regular y en postemporada (119)

Es el único jugador de la NFL en haber registrado en su carrera, al menos 20000 yardas aéreas y 5000 yardas acarreadas
Lo ya mencionado: seleccionado en 4 ocasiones para el Pro Bowl en los años 2002; 2004; 2005 y 2010, luego de su regreso a la Liga.
Al momento de ser fichado por los Steelers era el líder de todos los tiempos al acarrear para 6010 yardas como mariscal de campo.
En 2004 firmó un contrato por 10 años con los Falcons por u$s 138 millones.

En la temporada 2015, con los Steelers ha mostrado estos números.

Screenshot_2015-10-21-11-53-48 (2) (2)
Este año comenzó a ver acción en la semana 3 debido a la lesión que marginara del campo, aún hasta el día de hoy al QB titular, Ben Roethlisberger. Se esperaba que justificara la decisión de haberlo fichado.
En aquel partido contra los Rams, donde saliera Big Ben, se dedicó a hacer lo que hace cualquier mariscal de campo suplente que ingresa mientras su equipo va adelante en el marcador: No perder el partido.

En su primer juego como titular, enfrentando a San Diego, su juego fue intrascendente y claramente muy por debajo de su potencial, hasta el tercer cuarto, en donde pareció explotar con un pase de anotación de 72 yardas “de otro partido” para Markus Wheaton. Más adelante, condujo a la ofensiva en una serie anotadora al finalizar el 4to cuarto, que sellaría la victoria para Pittsburgh.

Pero las dudas sobre su desempeño y su capacidad de liderar el equipo hasta el regreso de Ben, a pesar de contar con una ofensiva multiestelar y contando con el regreso al juego de Martavis Bryant, ya estaban planteadas sobre la mesa de los fanáticos acereros.

El domingo pasado, contra los Cardinals de Arizona de Bruce Arians,que cuenta con una poderosa ofensiva, Mike Vick volvió a demostrar que aún no se encuentra cómodo dentro de esta ofensiva y mostró un juego casi exclusivamente terrestre, desencontrándose con sus receptores y sin opciones para salir por aire. En fin, un juego previsible y estéril.

Durante el tercer cuarto, durante una carrera hacia la banda, se lesionó Vick y el siguiente hombre en la fila debió saltar al campo: Landry Jones, un jugador seleccionado en el Draft de 2013, en la segunda de dos selecciones de la 4ta ronda (115° selección general)

FB_IMG_1445398409265
La faena de Jones, aquella tarde, es ahora por todos conocida.
En su tercera temporada, Landry aún no había visto la acción en temporada regular, siempre a la sombra de Roethlisberger y del eventual segundo mariscal.
Durante la pretemporada 2015 jugó la mayor parte del tiempo. Parecía que Tomlin le daba espacio para desarrollarse, para ir mejorando, para ir aprendiendo, para ir madurando. Nunca se habló de cortarlo, a pesar de que los hinchas nos preguntábamos,¿para qué tener a este QB mediocre si cuando se piensa en que Ben se puede lesionar, Jones no será promovido al segundo puesto y van a ir a buscar a otro mariscal que lo reemplace? ¿Qué hay para cuando la carrera formidable de Ben llegue a su fin? ¿Quién queda para reemplazarlo? ¿Cuándo los Steelers seleccionarán un QB en el Draft?

Ambos jugadores, Vick y Jones, son lo que fueron. Son medidos con la vara de sus antecedentes: Vick un QB de elite, con pergaminos de sobra, pero con un futuro incierto. Jones casi un novato sin pasado en la NFL y con un futuro igualmente incierto.

IMG_20151020_075732

Pero quiero ser provocador y estoy advertido de que las próximas líneas serán polémicas. Pero permítanme jugar…

Una historia que se me ocurrió repasar antes de sentarme a escribir estas líneas.
Había una vez un QB que fue seleccionado por su actual equipo en la 6ta ronda del Draft del año 2000, 199 selección general.
Como se ve, este jugador no era, a priori, nada especial…
Debutó en ese año al lesionarse el titular de su equipo completando 1 pase de 3 para 6 yardas.
Al año siguiente, su mariscal titular fue otra vez lesionado, ahora severamente en el tórax. Su recuperación se estimaba prolongada. Corría el 2° juego de la temporada 2001. Ese partido finalizó con este equipo perdiendo el juego por 10 a 3. Este mariscal completó 5 de 10 pases, para 46 yardas. 0 TD, 0 INT.

Los próximos partidos como titular fueron como sigue:

  • Sept 30: Victoria ante los Colts, 13 pases de 23 intentos, 168 yardas. 0 TD 0 INT
  • Oct 7: Derrota 30 a 10 vs Miami. 12/24 para 86 yardas. 0 TD, 0 INT
  • Oct 14: Victoria sobre San Diego en OT 29 a 26. 33/54, 364 yardas. 2 TD 0 INT
  • Oct 21: Victoria sobre Indianápolis 38 a 17. 16/20; 202 yardas; 3 TD 0 INT
  • Oct 28: Derrota 31 a 20 vs Denver. 35/38. 203 yardas; 2 TD; 4 INT

Y así siguió.

Esa temporada finalizó 11-5 para este equipo de la AFC. Este QB completó el 63,9% de sus pases, para 2843 yardas, (189,5 yds/jgo), 18 TD y 12 INT con un rating de 86,5
Ese año el amigo Tom Brady salió de la nada, a reemplazar a Drew Bledsoe quien nunca más volvería a ocupar su puesto luego de haber firmado una extensión de su contrato por 10 años y 100 millones de dólares, 6 meses antes de su lesión.

Los New England Patriots, bajo Brady-Belichick obtuvieron ese año 2001 el primero de varios Super Bowls y se transformarían en la leyenda que hoy son.

brady_lions1

No intento comparar. Solo quiero dar un ejemplo de cómo se desarrollan las historias.
Cómo de la “nada” surge algo.

Solo para pensar.

Finalmente, y para terminar, ya se sabe que Mike Vick no se recuperó de su lesión, así como tampoco Big Ben, aunque esta semana está moviéndose con mayor intensidad que la semana anterior.
Es sabido que el próximo domingo, Landry Jones, será el QB titular.
Pero si Vick se recuperase, me gustaría preguntar a la Nación Steeler que lea estas líneas:
¿Cuál sería el QB que Ud escogería para abrir el próximo domingo contra los Kansas City Chiefs?

[yop_poll id=”26″]

Votense

El Dr de Acero

Please lend a hand by sharing this on Facebook, Twitter, WhatsApp etc... Thanks.

Los Steelers vencieron a los Cardinals por 25 a 13 en Heinz Field

Primeras ideas sobre la resurrección de una ofensiva absolutamente muerta…
Los Steelers, por segunda semana consecutiva, remontaron un partido que se presentaba muy adverso, en el campo y las estadísticas, aunque no en el marcador.

  • La defensiva acerera hizo las veces de ofensiva sustituta y sostuvo el tanteador hasta que brotara la chispa que encendiera a su ofensiva.

Seis días atrás, contra los San Diego Chargers, esa chispa provino del QB Michael Vick con su bombazo de 72 yardas para Markus Wheaton, que cambió por completo el escenario del partido.
Esta tarde, en Heinz Field, la historia la escribió el 3er mariscal de campo, Landry Jones, quien es (o era…) fuertemente resistido por la mayor parte de la Nación Steeler.

De la Ofensiva, nada.

El reemplazo del lesionado QB Ben Roethlisberger, Michael Vick, hoy sencillamente, pareció no haber salido al campo para lanzar. La mayor parte de sus yardas conseguidas fueron acarreando el ovoide: en 5 acarreos completó 47 yardas mientras que por aire lanzó para unas increíbles 6 yardas (3 pases completos de 8 intentos)

mike vick, steelers, cardinals, qb scramble

Al fin de la primera mitad, mientras Carson Palmer había lanzado para 200 yardas, Vick había retrocedido 6 yardas por aire…

Al fin de la primera mitad los Steelers habían despejado en 5 oportunidades y convertido un gol de campo, mientras la defensiva había permitido solo 10 puntos evitando que la diferencia en el marcador se hiciera irrecuperable. Además, proveyó de una intercepción que la ofensiva transformó en despeje luego de 3 jugadas.

Pero en la primera serie del 3er cuarto, el QB #2 de los Steelers saliendo por la banda, se lesionó la rodilla. A la vuelta de un Fumble provocado por veteranísimo James Harrison y recuperado por Mike Mitchell en la yarda 32 de Arizona se produjo el cambio del segundo por el 3er mariscal, Landry Jones.

La controversia Landry Jones. Capítulo 2

La semana anterior, cuando la ofensiva de Michael Vick se ahogaba en su propia sangre, comentamos desde este espacio que en un momento publiqué un tweet en donde me preguntaba si no era el momento de probar la opción de Landry Jones, quien cuenta con menos pergaminos que Vick, pero que conoce mejor el esquema de la ofensiva y que también es capaz de lanzar con precisión.

El partido parecía perdido y Jones podía o NO ser capaz de cargar con su equipo al hombro e intentar dar la vuelta al resultado.

 

Landry Jones, Steelers, Cardinals, Mike Vick
Contra los Chargers, Michael Vick, terminó demostrando que él fue capaz de levantarse de sus cenizas, que él fue quien se repuso y que por eso, desde estas líneas se lo valoró en gran medida.

Pero abriendo un gran paréntesis en este relato, quisiera ir hacia atrás en esta temporada. Repasando las estadísticas del mariscal de 3er año en aquellos encuentros de pretemporada se verá que no son nada despreciables, si se tiene en cuenta que hablamos de un 3er jugador en un determinado puesto.
Intentó 120 pases completando 65 (54%), para 797 yardas, 4 TD/2 INT.

Además, como se tratan de juegos de preparación, participó en menos snaps, y la mayor parte de las veces no era acompañado por los jugadores del primer equipo.

Con esto quiero señalar (y aclaro que estoy advertido de lo polémico de la opinión que sigue a continuación) que a mi parecer, es difícil emitir juicios de valor sobre el desempeño o la calidad de un jugador si es que no se lo ha visto en cancha, en temporada regular y jugando con el primer equipo.

Dicho esto, volvamos a la tarde hoy.

Martavis Bryant, steelers, cardinals
En la tercera jugada de esa serie, luego de recuperar el fumble, y desde la yarda 8 de los Cardinals, el QB recién ingresado lanzó un preciso pase al fondo de la zona de anotación, alto, a un sitio en donde sólo podía llegar el receptor, el recién reincorporado Martavis Bryant, para concretar su primer pase de TD de su carrera

Baste decir que desde aquí en más, todas las series ofensivas de los Steelers fueron de anotación. Claro que, es justo decirlo, la consecución de estas anotaciones dependieron en gran medida de las destrezas y cualidades de los ejecutantes finales de estas jugadas (Otra vez M. Bryant y Chris Boswell, el novato kicker acerero)

Pero no se puede desconocer el momento en el que Jones ingresó al campo: Una ofensiva inerte, incapaz de avanzar el ovoide, jugando de locales y estando abajo en el marcador.
En esas circunstancias, lanzó el primer pase de TD de su carrera.

Landry Jones, Steelers, ChargersEntonces ahora sí, podremos empezar a juzgar el carácter y la calidad o no de este mariscal.

  • Su faena, en esta tarde finalizó con 8 pases completados en 12 intentos para 168 yardas y 2 TD.

Mientras la defensiva se debatía en soledad para impedir que el partido se escapara, apareció esa chispa que a veces enciende a los equipos. Esa chispa esta vez no apareció por el lado de Vick, sino de parte del uno de los jugadores más resistidos por la Nación Steeler (con justa razón o no. Es muy debatible. Y creo que en base a un solo partido tampoco podremos saberlo)

Ahora es tiempo de que este joven jugador disfrute de su tarde de gloria. Del día que hizo que su equipo, nada menos que los Pittsburgh Steelers, remontaran un partido que parecía imposible.
Le deja al cuerpo de entrenadores la difícil tarea de decidir quién saltará al campo de juego la próxima semana, al comando de la ofensiva, mientras se espera a que todo vuelva a ser como debe ser, el día que regrese el #7, Ben Roethlisberger
.
Mientras aguardamos su regreso el Standard es el Standard

Estamos 4-2

Podríamos estar 2-4. No lo dudo.

Gracias a la defensiva, gracias a Vick, gracias a Jones, gracias a Bryant y gracias a Chris Boswell los Steelers vencieron a los Cardinals por 25 a 13 en Heinz Field.

El Dr de Acero

Please lend a hand by sharing this on Facebook, Twitter, WhatsApp etc... Thanks.

Los Steelers se quedaron con el duelo, al vencer sobre la hora a San Diego por 24 a 20

En el Monday Night Football, Pittsburgh se quedó con el premio a la perseverancia

Hubiera sido un sueño para Ed Sabol de NFL Flims tener en sus manos el video en crudo de este partido. Recortarlo, moldearlo, remodelarlo, darle forma de epopeya.

  • Agregarle el relato de John Facenda, esa voz profunda, que eriza los vellos e inspira el alma.

Que enciende el ánimo, que te deja incrédulo frente a la pantalla preguntándote si lo que acabas de ver acaso fue real o es el producto fantástico de un creador de hazañas holywoodense.

http://gty.im/492401516

 

Tal fue el tenor del resurgimiento desde el más profundo abismo en que había caído la ofensiva que, si aún contara con su timonel natural, Ben Roethlisberger, estaría llamada a ser contendiente por el trofeo Lombardi.

Pues la ofensiva acerera no era más que un sombrío muestrario de incapacidades. No había forma de que hallasen una línea directríz. Un sendero por el que sacar el juego adelante.

Para explicarme mejor pongámoslo del siguiente modo:

  • Durante los primeros 52 minutos de juego la ofensiva Steeler anotó solo 3 puntos.
    Si lo vemos en yardas recorridas y logros obtenidos:
    En las 4 primeras series completaron 97 yardas para 4 despejes.
    La serie siguiente fue para 47 yardas y un FG.
    Más adelante 33 yardas para despejar y luego una intercepción mientras moría la primera mitad.

Pero lo peor estaba por venir…

Apenas comenzado el 3er cuarto, Jarvis Jones forzó un fumble que recuperó Shamarko Thomas. De este turn over (y todos sabemos cuánto nos cuesta obtener un turn over…) se avanzó 6 yardas para despejar.
En todo el 3er cuarto se avanzó… 10 yardas

Pero la defensiva acerera, mientras tanto, era la que sostenía el partido:

Produjo un fumble
Negaba sistemáticamente la conversión de terceros intentos
Una intercepción devuelta por Antwon Blake para touchdown…

 

Antwon Blake, pick six, steelers, chargers, monday night football

Y además, luego de un comienzo plagado de infracciones, los equipos especiales habían encajonado a los Chargers dentro de la yarda 5 en un par de ocasiones

Pero debido al enorme desgaste de sus integrantes, durante el final del tercero y comienzos del 4to cuarto, la defensiva permitió 10 puntos. El tablero mostraba un amargo y frustrante 17 a 10 a favor de los locales, diferencia que a esas alturas se nos aparecía como irremontable.

Run, Le’Veon, Run…

Parecía que esa era la orden desde la banda acerera.
Claro, la defensiva de San Diego era la 29° de la Liga en contra del acarreo. Era natural este plan de juego. Pero lo cierto es que no se veía tan fácil convalidar esa estadística en el campo de juego. Bell hacía algunos grandes acarreos entremezclados con otros muchos pobres acarreos.

Y la unidad sólo consiguió convertir el 30 % de terceros intentos.
Michael Vick había lanzado 87 yardas en esos 52 minutos de partido y había limitado a Antonio Brown a 2 recepciones y 41 yardas.

Me preguntaba ¿cómo un jugador que en 2004 firmó con los Atlanta Falcons, un contrato a 10 años por 138 millones de dólares, hoy es incapaz de lanzar un solo pase más allá de las 10 yardas siguientes teniendo al otro lado receptores de la talla de Antonio Brown o Le’Veon Bell?

Es que acaso olvidó cómo se lanza el ovoide?
O acaso obedecía a ojos cerrados el plan de juego trazado por Coach Todd Haley?

La controversia de Landry Jones

Tan incapaz se lo veía a Vick de avanzar el ovoide con 8 minutos por jugar y perdiendo por 7 puntos que se me ocurrió twittear lo siguiente…

Las respuestas que recibí fueron de reprobación.
Desde un lacónico “¿Qué?” de KT hasta un “No, Doc. Landry Jones no es un jugador de NFL… ni de cerca” de parte del Amigo Carlos Ortega (@caorfdz) desde el DF.

Pero puedo justificar mi reclamo aunque los hechos posteriores demostraron lo equivocado que estaba.

  • Landry Jones es un jugador mediocre, es cierto.

Pero puestos a comparación, hasta ese momento Vick también parecía que lo era. No encontraba a sus receptores: o pasaba largo, o peligroso, hasta casi con rumbo de intercepción.
Además Vick pareció luchar toda la noche contra el libro de jugadas, materia que debería dominar mejor (aunque sea en teoría) Landry Jones…

  • Contra el libro de jugadas y contra Todd Haley. Vick lucía maniatado, preso de su impotencia. Sin atreverse a lanzar. Contenido.

Por su parte Jones, tiene un brazo respetable, y pudo haber lanzado algún que otro pase hacia el frente en el terreno.

O tal vez, no.

Pero Vick, tampoco podía.
Y “si quieres resultados diferentes tienes que hacer cosas diferentes”:

O sueltas a Vick o entras a Jones.
Finalmente Vick se soltó y fue él quien hizo lo diferente.

El As en la manga

No había terminado de enviar el citado tweet cuando Vick suelta la bomba de 72 yardas a Markus Wheaton para touchdown que pondría el resultado igualado en 17 y cambiaría definitivamente el partido.
A partir de ese momento el QB #2 fue otro.

steelers, michael Vick, chargers, monday night football, scramble

Todavia Mike Vick puede correr, gracias a dios….

En la siguiente serie ofensiva y estando otra vez abajo en el marcador, esta vez por 3 puntos y con 2:38 por jugar, MV lanzó 7 pases, completó 4 para 44 yardas (uno de ellos lanzado a la carrera para recepción de 16 yardas de Darrius Heyward-Bey) y acarreó un balón clave en la serie, en 3era oportunidad.
Y dejó el ovoide en la yarda 1 de San Diego, para que LeVeon Bell diera la estocada final, con 5 segundos por jugar. Sólo el tiempo para una jugada.

Nada más y nada menos: Gol de Campo para el rookie Chris Boswell y a tiempo extra o ir por el partido.

Se nos paralizó el corazón…

Le'Veon Bell, Steelers, Chargers, Goaline, Monday night football, touchdown, wildcat

Le’Veon Bell

 

Steelers Digest player of the week para @MikeVick

Y creo que lo merece. En lugar de Bell.
Sólo por un hecho que creo que es central:

El que se superó, el que batalló contra sus limitaciones (hayan sido propias o impuestas desde la banda) y salió adelante fue Vick. Bell jugó de manera única, como en general lo hace.
Vick se quedó con la chica más bonita del baile… Y eso es algo que nadie esperaba.

“No es cómo comienzas sino cómo terminas” Mike Vick

El Dr. de Acero

Please lend a hand by sharing this on Facebook, Twitter, WhatsApp etc... Thanks.

Los Pittsburgh Steelers perdieron en casa frente a los Ravens por 23 a 20

En la semana 4 de temporada 2015, los Pittsburgh Steelers fueron incapaces de cerrar un partido que, al medio tiempo parecía definido, no tanto en el marcador sino por lo que podía verse en el campo de juego. 

En un duelo de defensivas en las que ambas alternaron protagonismo, el juego se definió en tiempo extra por apenas un gol de campo, abonando una vez más la rivalidad clásica en la División Norte de la Conferencia Americana.

La maldición del pateador que vino de Louisiana

Recuerdan esto?

FB_IMG_1441069410032

A finales de Agosto, durante la pretemporada y luego de haber perdido por lesión al kicker titular Shaun Suisham y a su reemplazante Garrett Hartley, también lesionado, la franquicia de la familia Rooney contrató a pateador Josh Scobee quien vistiera el jersey de Jacksonville Jaguars desde 2009 a 2014.

  • Pues bien. Este no fue ni el año ni el lugar para el bueno de Josh…

Aquí va la historia.

El 4to cuarto de mal fama…

Al comenzar el cuarto final, Baltimore desarrollaba un ataque que finalizaría en gol de campo para poner las cosas 17 a 20 para los locales, luego de que estos hubieran de avanzado con su ofensiva tan solo 14 yardas durante todo el cuarto anterior.

  • Así de flacos estaban los morrales acereros.

Y los Ravens se acercaban en el marcador. Peligrosamente. Amenazando con arrebatarles el partido que Pittsburgh parecía, hasta mitad del 3er cuarto, que tenía controlado.

  • A su turno la ofensiva local falló en progresar el ovoide teniendo que despejar, una vez más.

La respuesta de los Ravens parecía imparable, luego de un acarreo de 22 yardas de Justin Forsett. Pero en 4to y 1 con menos de 10 minutos por jugar, Joe Flacco se la juega quedando a centímetros del 1er y 10. Turn over of downs.

Luego de esta estruendosa victoria de la defensiva que vestía de negro y oro, sus compañeros de la ofensiva avanzaron el balón hasta la yarda 32 de campo rival para intentar un Gol de campo de 49 yardas que obligara a los Ravens a anotar TD si es que querían alzarse con el juego, con menos de 2:30 por jugar.

  • El convocado al campo fue el K Josh Scobee, quien fallara 2 GdeC en la jornada inaugural versus los Patriotas de Nueva Inglaterra.

El intento de gol de campo se quedaría en eso. En un intento. La patada se fue desviada por la izquierda (apenas desviada, pero el apenas no cuenta porque los tres puntos no contaron…)

Cuando fue su turno, la ofensiva de los Ravens fue devorada por la defensiva acerera: dos cargas sobre el mariscal resultaron en sendos pases incompletos, Antwon Blake desvió el tercero y así quedó Flacco enfrentando un 4to down y 10, en su propia yarda 39. Pero se la jugó. Era casi la pausa de los 2 minutos, perdían por 3 puntos. No había opción.

Pittsburgh comenzó su serie en la yarda 29 de Baltimore. Inmejorable.
Tres jugadas después estarían en la 24, en 4to down, con 1:06 por jugar, para un gol de campo de 41 yardas…

Otra vez la patada de Scobee se fue por la izquierda.

Impensado. Impensable

Baltimore, con poco más de 1 minuto, sin tiempos fuera por pedir y tenía que llegar a la 34 rival para poder así intentar su gol de campo que lleve el juego a tiempo extra. 3er y 10 con 29 segundos en el reloj.
Pase al WR Nick Aiken mal defendido por Blake y ya estaban en la 32 de Pittsburgh, aunque más tarde Forsett acarrearía hasta la 24.

  • Gol de campo de 41 yardas de Justin Tucker para poner el juego empatado y a Tiempo extra.
  • Lo demás es conocido, a estas alturas.

La segunda serie de los Steelers en OT, en la realidad ya sin pateador, termina en 4to y 1 y un pase incompleto, alto pero atrapable para Antonio Brown.

La ofensiva visitante deja el ovoide en la 35 de Pittsburgh para un gol de campo de 52 yardas que selló el partido para los Ravens.

Una Steelers Ofensiva Insolvente

Los Steelers entraron al juego con un promedio de 410 yardas totales por juego en esta temporada (5ta ranqueada en la NFL) y anotando 5 TD terrestres empatando el 1er puesto en la liga, pero con Michael Vick al comando en lugar de Ben Roethlisberger.
Vick, en toda su carrera tenía un 56% de pases completados, 22.140 yardas, 131 TD y 87 INT. Tenía la experiencia necesaria para iniciar un clásico como este, jugando en casa.

Pero faltaba tiempo de juego con sus nuevos compañeros de equipo. Así la ofensiva aérea fue impredecible y pobre con tan solo 124 yardas avanzadas.

Los números de los receptores fueron inverosímiles. Basta ver la disminución del nivel que mostró Antonio Brown: 5 rec para 42 yardas.

Screenshot_2015-10-04-19-06-52

Pero lo que no muestran las estadísticas es que dejó caer dos pases que hubiesen sido clave en el partido. Ambos tocaron sus manos, por lo tanto eran atrapables: Un pase lo soltó dentro de la end zone y el otro en OT, en 4to y 1 que entregó el ovoide al rival para que anote el FG definitivo.

Por otro lado Markus Wheaton anotó solo una atrapada para 18 yardas y Heath Miller, sólo 1.
Por tierra la cosa fue algo mejor, aunque la línea ofensiva no abría los huecos de manera consistente y se repartían con sus rivales la supremacía en la línea de golpeo.

  • El balance final, a mi juicio, favoreció a los Ravens.
  • LeVeon Bell acarreó para 124 yds, 5.9 yds por acarreo. Nada mal.
  • Pero cuando hizo falta no se lo aprovechó. Ni a DeAngelo Williams.

Para mi gusto hubo una subutilización de un jugador de potencia con DeAngelo Williams quien provee, esta temporada, de 4.8 yds por acarreo.

http://gty.im/490924572

En OT, en 2 series consecutivas, en 4to y corto, para tal vez quedarse con el partido, el OC Todd Haley prefirió ir con Vick con un roll hacia afuera y acarreando (en la primera ocasión) y por aire con AB, en la segunda, quien no había tenido una noche como las de siempre.

  • Resultado: 0 de 2 en conversión de 4to down.

Fue difícil para esta ofensiva avanzar el ovoide, ya que se consiguieron tan solo el 15% de los terceros intentos. Muy por debajo de lo conseguido en los 3 juegos anteriores:

46% vs Patriots
60% vs 49ers
50% vs Rams

Se están aplicando los remaches de una nueva Cortina de Acero?

Es una pregunta algo pretenciosa. Tal vez desmesurada. Más una expresión de deseos que una realidad, pero el desarrollo que ha mostrado esta unidad es muy destacable y meritoria.

Aquello que nos ocupó y preocupó a todos luego de la semana 1, la defensiva secundaria y la defensa contra el pase ha mejorado notablemente.

Mientras que en la semana 1 se permitieron 281 yds, en la 4 tan solo 165. (Claro que estoy advertido de que aquel día el QB rival era Tom Brady)
Además se obtuvieron 2 turn overs.

Queda mucho por mejorar en la defensa del ataque terrestre puesto que este jueves se ha batido récord en la temporada en yardas permitidas por tierra: 191. La vuelta de Ryan Shazier al campo, tal vez modifique en positivo este ítem de la estadística.

La línea defensiva está mostrando actuaciones sobresalientes: Cam Heyward (7 tkl y 1 captura), Stephon Tuitt (10 tkl y 1 captura)
El tackleador más prolífico este jueves ha sido el veterano Lawrence Timmons con 11 tackles, 1 asistencia y una captura de QB.

De las 7 capturas que ha sufrido Joe Flacco en la temporada, 5 han sido por parte de los Steelers (James Harrison, Heyward, Timmons, Sean Spence y Tuitt) y eso ha sido gracias a las cargas externas que se han lanzado sobre Flacco, que fue capturado, apurado y golpeado en reiteradas ocasiones.

Los Ravens han convertido tan solo el 35% de los 3er downs y en 3 ocasiones de 4 se les ha negado en 1er down desde el 4to intento.

El Factor Scobee

scobee
El Kicker de los Steelers, ha sido desafectado del equipo. En su reemplazo ingresa Chris Boswell, quien a decir verdad no ha jugado en la NFL en temporada regular.

El escueto comunicado de los Steelers presenta al pateador en sociedad: “Boswell estuvo con los New York Giants en el equipo de pretemporada 2015 y en el training camp. Pasó una semana de la temporada 2014 en el equipo de práctica de los Houston Texans. Boswell fue contratado originalmente por los Texans como agente libre novato no seleccionado el 16 de mayo de 2014.”

Verdaderamente el comunicado es poco alentador. Habrá que esperar y confiar.
Sobre todo eso…

Confiar.

El Dr. de Acero

Please lend a hand by sharing this on Facebook, Twitter, WhatsApp etc... Thanks.

Steelers Ganan Rams 12-6 con la defensiva acerera le bajó la cortina a unos limitados Rams

La tercera semana dejó a los Steelers sin Ben Roethlisberger

Más allá de la trabajosa victoria sobre los St. Louis Rams por un escueto 12 a 6, este partido dejará su huella en la temporada, debido a la lesión que sufriera el QB Ben Roethlisberger en su rodilla izquierda. La noticia de este incidente empalideció a aquella otra que ocupó los titulares durante toda esta semana: el retorno al campo del RB Le’Veon Bell.

Al momento de escribir esta crónica, desde el locker room solo llegaba hermetismo, acerca de la gravedad de la lesión del mariscal N° 7.
Se supo, sin embargo, de boca de Dejan Kovacevic, que esta noche, al arribar a Pittsburgh o a más tardar mañana, se realizará una RMN sobre la rodilla de Ben.

Comenzando el encuentro, las dos primeras series ofensivas de los Steelers  fueron luminosas. Con un Ben Roethlisberger casi perfecto. Acompañaban, igualmente brillantes Bell, Antonio Brown, Markus Wheaton, Heath Miller

Se anotaron 9 puntos pero por un dedo interpuesto en el camino del ovoide no fueron 14. O 16…

tempBrownA01_at_StLouis_09272015--nfl_mezz_1280_1024

Antonio Brown vs. St. Louis Rams

Pero la lesión de Big Ben comenzó a precipitarse en la tercera serie ofensiva Steeler, durante el segundo cuarto, cuando la batalla en la línea de golpeo pasó a ser dominada por la línea defensiva local:

  • Ya Le’Veon Bell no pudo acarrear
  • Aaron Donald se constituyó en un verdadero problema acosando al pasador (terminaría el encuentro con 1 captura) y takcleando a Bell detrás de la línea de golpeo
  • Kelvin Beachum comenzó a perder los bloqueos y a cometer faltas (la más costosa de ellas fue una mano en la cara que convirtió un 1er y 10 en campo rival en 1er y 20 en la propia yarda 38, dos jugadas antes de la INT lanzada por Roethlisberger)
  • Así la impetuosa ofensiva acerera del primero y parte del 2do cuarto, se fue diluyendo poco a poco, terminando la primera mitad del juego, permitiendo una captura y lanzando una intercepción.

El problema que azotó durante todo el partido a los Rams (esto es verse imposibilitado de terminar las series ofensivas -nótese que lograron convertir tan sólo el 20% de terceros intentos-), lentamente se fue trasladando a los Steelers, sobre todo con el ingreso de Michael Vick.

  • Pero lo más llamativo es que aún antes de la lesión de Ben esta dificultad se había hecho evidente.

Con el ingreso de Michael Vick, el Coach Todd Haley se vió obligado a simplificar los esquemas de ataque: donde, al inicio del partido, disponía 4 y hasta cinco receptores abiertos (que incluían a Bell y a DeAngelo Williams), ahora había sólo uno, tal vez dos y se volcó a entregar el balón a Bell. Pero para entonces ya era muy difícil acarrear.

La ofensiva, deslucida y parece que dedicada a aguantar el marcador, tal vez con la cabeza ya fuera del combate debido a la incertidumbre de no saber cuán grave había sido la lesión de su líder natural, se vió obligada a despejar el ovoide en 4 de las cinco series que siguieron al ingreso de Vick.

A esta defensiva, sólo respeto

El balón del encuentro le pertenece a la defensiva.

tempHarrison01_at_StLouis_09272015--nfl_mezz_1280_1024

James Harrison hits Nick Foles

En efecto, estos once jugadores debían ratificar el buen desempeño de siete días atrás.

Eso lo sabían.

Lo que desconocían que a ellos le iba a corresponder el crédito por la victoria.
La producción de la ofensiva de St. Louis se vió dramáticamente limitada.

Repasemos el resultado de todas sus series ofensivas:

  • Punt
  • Downs
  • Gol de campo
  • Punt
  • Punt
  • Punt
  • Gol de campo
  • Intercepción
  • Downs

Setenta y una yardas por tierra y 187 por aire. Lo ya mencionado: 20 % de conversión de terceros intentos y 0 de 2 en 4to down.
El día de hoy esta defensiva no permitió TDs.
En la única incursión a la zona roja los Rams se fueron con las manos vacías.
Y para cerrar el partido Will Allen se quedó con una intercepción.

La defensiva acerera le bajó la cortina a los St. Louis Rams.

El futuro inmediato con Michael Vick

Por definición es una incógnita, pero respecto de Vick lo es más.
Lo que sí es seguro que lo veremos al frente de la ofensiva por un tiempo. Para lo dispuesto por Coach Haley luego la salida obligada de Big Ben (un esquema ultraconservador) hubiese bastado con Landry Jones.

  • Pero hay un intangible. Algo intransferible. Y esto es su liderazgo. Su experiencia.

Ganará y perderá partidos.

Pero sus 13 temporadas como mariscal de campo (y hubo una época en que fue de los buenos de verdad) son el respaldo que esta ofensiva llena de talento necesita para desenvolverse y brillar.

Y ahora yo digo:

Enhorabuena que contrataron a Michael Vick

El Dr de Acero

Please lend a hand by sharing this on Facebook, Twitter, WhatsApp etc... Thanks.